Febrero 11, 2023

El gobierno frente al megaincendio. Por Cristián Valdivieso

Director de Criteria
El Presidente Boric en el aeropuerto de Concepción durante la llegada del avión 10 Tanker que ayuda en el combate a los incendios forestales. Imagen: Agencia Uno.

Las proporciones de ambas crisis (sanitaria y el megaincendio) son sin duda distintas. Pero al igual como sucedió con la llegada de la pandemia, los incendios le devolvieron inesperadamente la agenda extraviada al gobierno.


A inicios de 2020, un atribulado Sebastián Piñera buscaba ansiosamente fórmulas para salir de la crisis de gobernabilidad que se había instalado en el país tras el estallido social de octubre de 2019.

La leyenda dice que fue el entonces ministro Jaime Mañalich quien llegó con la “buena nueva”. Todo indicaba que un nuevo coronavirus se habría traspasado a humanos a través de alguno de los mamíferos comercializados en los mercados de Wuhan, China. Un nuevo virus, potencialmente tan contagioso y letal, que parecía reunir las características necesarias para transformarse en una pandemia equivalente a la de la gripe española de 1918.

Mañalich tuvo razón. La llegada del Covid-19 cambió completamente la agenda y Piñera, cual pez en el agua, se abocó a gestionarla. Y, pese a los embates de una intransigente oposición, pudo transformar la crisis en oportunidad para terminar razonablemente bien su gobierno.

Y como la historia no se repite, pero rima, este 2023 un complicado Presidente Boric iniciaba su periplo vacacional como el mandatario con la menor aprobación ciudadana (en su primer año) y una mochila saturada de problemas.

A cuestas cargaba, entre otras piedras, con la crisis por los indultos aún abierta, con ministros y ministras cuestionados y paralizados ante un cambio de gabinete inevitable e inminente, con la filtración del audio de una reunión de la canciller con su equipo y con la pesadez de habérsela jugado públicamente en favor de una lista unitaria para la elección de consejeros constitucionales sin obtener resultados.

En ese contexto, el Presidente decidió aprovechar sus vacaciones para tocar la melodía que más le gusta y mejor sabe: la de la cercanía, la empatía y la simpleza. Nada muy distinto a mostrarse como cualquier ciudadano de la patria, sin privilegios especiales. Tanto así que, a poco andar, ya contaba con dos fotografías de alta viralización: una conversando coloquialmente en un avión (comercial por supuesto) con otros pasajeros y otra comprando alimentos en un supermercado de Coyhaique.

Una puesta en escena que por muy bien representada que estuviera, sería absolutamente insuficiente para recuperar la agenda y menos para revertir las cifras de desaprobación presidencial. Una crítica de la población que no pasa por la carencia de atributos blandos, sino que por falta de competencias para gestionar el país y sus problemas. Aquello que el analista Jorge Navarrete describió como “un cierto desdén por la complejidad, no sopesar lo que significa gobernar”.

Pero como no hay giros más repentinos que en política, la tercera imagen de un Boric en vacaciones a escala humana nunca llegó. Lo que si le llegó al mandatario fue una noticia de bastante más cerca que la que le llegó a Mañalich desde Wuhan. Esta vez el país se incendiaba en la zona centro-sur y no habría espacio para continuar las vacaciones.

Es posible que Boric haya pensado como el expresidente Piñera que toda crisis es una oportunidad. Y que el megaincendio junto con arrasar miles de hectáreas y cobrar dramáticamente vidas humanas, también se llevaría esa irritante agenda centrada en los errores no forzados y las críticas a su gobierno. O quizá el mandatario sólo se sintió llamado a apersonarse y ponerse al frente de la crisis porque era lo que correspondía.

Como haya sido, el hecho es que la agenda cambió y hoy ha vuelto a estar en manos del gobierno. Un gobierno que hasta hace unos días se veía paralizado, casi ausente, como si estuviera esperando que el verano atenuara la tormenta hasta el cambio de gabinete y que ahora, tras los incendios, está más presente y activo que nunca.

Ministros y ministras que habían enmudecido hoy sacan la voz, vuelven de sus vacaciones, gestionan la crisis con conceptos que apoyan su gestión (Senapred, Botón Rojo, UME, Cogrid) y se despliegan por el país vestidos con chaquetas azules como ministros de enlace.

Hoy, como nunca, hablan de cooperación público-privada, arman mesas de trabajo con el empresariado, se juntan con la oposición y el piñerismo, gestionan ayudas internacionales y no dudan en decretar toques de queda donde se amerite. Todos tiene un rol y un espacio comunicacional para desplegarse.

Incluso los cuestionados subsecretarios y subsecretarias han tomado un segundo aire y fueron presentados uno a uno por la ministra Vallejo durante una conferencia de prensa. Un gobierno en terreno, dándolo todo para superar el ramo que más lo ha complicado: gestión.

Las proporciones de ambas crisis (sanitaria y el megaincendio) son sin duda distintas. Pero al igual como sucedió con la llegada de la pandemia, los incendios le devolvieron inesperadamente la agenda extraviada al gobierno.

Y también le dieron la oportunidad de estudiar durante el verano el ramo que reprobaron en diciembre. ¿Pasarán el curso en marzo? Al menos, por esfuerzo no se están quedando.

Seguir leyendo columnas de Ex-Ante aquí.

Publicaciones relacionadas

Escritor y columnista

Mayo 25, 2024

Perfil: Rosa Devés. Bailarina en la oscuridad. Por Rafael Gumucio

Devés, quien fue bailarina de ballet por 20 años antes de dedicarse a la bioquímica, tendrá que usar toda la ligereza del baile, toda la armonía posible, pero también la firmeza sobre la barra, la musculatura alerta, para entender que en estas noches de frío invernal es importante que cada uno sepa regresar a su […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

El último traspié de Gabriel Boric (y el costo de los anteriores)

La publicación del Mandatario respecto a que los 12 carabineros acusados de cohecho y tráfico de drogas “deben ser investigados por la justicia civil”, debió ser aclarada por la ministra del Interior, Carolina Tohá. El episodio se suma a una serie de lapsus o salidas de libreto que ha tenido el Presidente en los últimos […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

Cómo Chile Vamos ha debido flexibilizar su postura respecto de la candidatura de Poduje por Viña del Mar

En la derecha, hay disconformidad por la forma en que se ha desarrollado la trama de la candidatura de Poduje. Personeros con un ascendiente importante dentro del sector, han dado respaldo a la candidatura del urbanista, como miembros del directorio de la Fundación Piensa, e inclusive el Presidente del Directorio de Libertad y Desarrollo Luis […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

Todas las cartas sobre la mesa, cerrar los ojos y esperar el impacto. Por Kenneth Bunker

Gabriel Boric durante la cuenta pública de 2023. Foto: Agencia UNO.

Si Gabriel Boric se contiene y ofrece un discurso realista, su flanco izquierdo lo desacreditará por insuficiencia servil. Si extrema su posición y ofrece un discurso expansivo, será deslegitimado por los moderados que entienden bien que nada bueno puede nacer de promesas imposibles. Esta es la última vez que la gente estará dispuesta a escuchar […]

Ex director Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

Mayo 25, 2024

La Universidad de Chile en el camino del Instituto Nacional. Por Ricardo Brodsky

Carpas instaladas dentro de la Casa Central de la Universidad de Chile. Foto: Agencia UNO.

La Universidad de Chile se encuentra hoy asediada por los mismos fantasmas bárbaros que destruyeron al Instituto Nacional: la intolerancia, la cancelación del otro, la censura y autocensura, la ausencia de pluralismo impuesta por grupos de estudiantes y profesores radicales, convencidos de ser poseedores de la verdad y dispuestos a imponerla a cualquier precio.