Diciembre 18, 2022

El centro centro. Por Noam Titelman

Ex-Ante
"Recientemente, a raíz del rol de Amarillos en la negociación constitucional, revivió el debate sobre el 'centro' y quienes presentan su discurso político de esta identidad".

Es cierto que, para muchos, izquierda y derecha se han vuelto conceptos ajenos a su identidad, pero no es cierto que esto se traduzca automáticamente en una identidad centrista. Esto nos lleva a la segunda pregunta, ¿Qué es el centro? Y, en particular, ¿es lo mismo que “no ser de izquierda ni de derecha”?


“Mientras la izquierda pretenda destruir a la derecha o mientras la derecha pretenda eliminar a la izquierda no habrá país que progrese y menos que lo haga en paz…Sí, mis amigos. El Centro Centro ha crecido con fuerza y lo seguirá haciendo hasta alcanzar la victoria que, con tenacidad, fe en Dios y nosotros mismos, seremos capaces de conquistar”

Esta era la alocución con la que Francisco Javier Errazuriz (Fra Fra) terminaba su franja televisiva de 1989, y que precedió un resultado electoral en que quedó tercero con 15,43% de los votos. Aunque estas palabras fueron pronunciadas hace más de tres décadas, no cuesta mucho imaginarse a insignes políticos actuales repitiéndolas.

El partido Unión de Centro Centro no fue capaz de “conquistar” la victoria, como había pronosticado Fra Fra, pero la tenacidad del discurso que presentó en esa elección ha aparecido y reaparecido prácticamente en cada contienda electoral que hemos tenido desde el retorno de la democracia.

Recientemente, a raíz del rol de Amarillos en la negociación constitucional, revivió el debate sobre el “centro” y quienes presentan su discurso político desde esta identidad.

A grandes rasgos, este discurso se podría resumir en la siguiente idea: Primero, la izquierda y la derecha son posiciones ajenas a la mayoría de la población, por lo tanto, sus peleas serían absurdas e incluso nocivas. Segundo, la mayoría de la gente es de “centro” y, por lo tanto, es inevitable que, más temprano o más tarde, los políticos de centro terminen ganando las elecciones.

En este sentido, la implicancia que acompaña a este discurso es la de un masivo contingente de votantes de centro que se sienten “huérfanos” de un candidato que verdaderamente refleje su posición. Algo de esto se vio en la candidatura presidencial de Carolina Goic en 2017. Incluso es posible recoger aspectos de este discurso en la primera candidatura de Marco Enríquez-Ominami en 2009. Por cierto, lo estamos viendo hoy con la emergencia de distintas fuerzas políticas que están enarbolando un discurso similar, como Amarillos y Demócratas.

Pero, ¿Es cierto que la mayoría de las personas se identifican con el centro? Y, quizás más importante, ¿Qué es esta posición ideológica llamada “centro”?

Sobre la primera pregunta, el supuesto de una mayoría de centro descansa sobre una visión particular del ordenamiento ideológico de la población. Esta se distribuiría en forma de campana de Gauss en términos de adhesión en el eje izquierda/derecha. Es decir, la mayoría se concentraría en el centro político y mientras más lejos de este, menor sería el apoyo en la población.

Esta visión sobre la distribución ideológica de la población podría tener sentido a comienzos de la transición (cuando Fra Fra era candidato), pero este contexto ha cambiado. Según datos de la encuesta CEP, se puede observar una fuerte caída en la identificación con el centro, especialmente en la centroizquierda. Entre 1990 y 2017, la identificación con la centroderecha cayó 6,5 puntos, con el centro 8,5 puntos y con la centroizquierda 16,1 puntos.

Ahora bien, estas caídas de identificación con el centro político no se tradujeron en aumentos de identificación con las posiciones polares (que también cayeron levemente), sino que en el crecimiento de los no identificados en el eje izquierda/derecha, que crecieron de 11,5% a 48,6%.

La idea de que existe una gran masa de ciudadanos identificados con el centro, a los cuales los políticos, en un extraño acto de autosabotaje, deciden no apelar, no parece sostenerse en los datos. Más bien, parece que la principal fuerza ideológica en el Chile actual es la de los “no alineados” en el eje izquierda-derecha.

Es cierto que, para muchos, izquierda y derecha se han vuelto conceptos ajenos a su identidad, pero no es cierto que esto se traduzca automáticamente en una identidad centrista.

Esto nos lleva a la segunda pregunta, ¿Qué es el centro? Y, en particular, ¿es lo mismo que “no ser de izquierda ni de derecha”?

La mayoría de las personas en la mayoría de las circunstancias valora la razonabilidad, la responsabilidad, la voluntad de dialogo, la paz social, la tranquilidad y la unidad.

Sin embargo, esos valores no son siempre asociados a quienes tengan la etiqueta de “centro” y, en ocasiones, pueden asociarse a candidatos que tengan la etiqueta de “derecha” o “izquierda”.

¿Acaso detrás del voto de José Antonio Kast en segunda vuelta no había también una demanda de paz social? ¿No era acaso la principal fortaleza de la candidatura de Gabriel Boric el que se le asociara fuertemente con la voluntad de dialogo expresada en el acuerdo de noviembre de 2019?

Más aún, según, por ejemplo, datos de la Cadem de abril de 2019, el Frente Amplio, pese a su ambicioso, radical y transformador programa, era percibido por la población como más cercano al centro que el PS y a un nivel similar al del partido Radical.

Parece ser que solo usar la etiqueta “centro” explica mucho menos del Chile actual de lo que la elite política supone en ocasiones. Esto no implica, por cierto, que ideas asociadas históricamente al centro hayan dejado de ser fundamentales.

La sociedad chilena ha cambiado mucho desde el tiempo de la candidatura de Fra Fra. No se trata de intercalar llamados al dialogo y la unidad y repetir la palabra “centro”, mientras se desprecia a los adversarios políticos, tildándolos de tontos, ideologizados e irracionales. Allí donde no se perciba atisbo de duda, por muy disfrazado de consenso o diálogo que se presente, está la anulación del otro y, por consecuencia, del marco democrático liberal.

En momentos en que la debilidad de nuestro sistema político y de los partidos políticos parecen ser la norma, sería importante que la política tenga la humildad suficiente para abrirse a una ciudadanía que recurre a otras coordenadas para sus posiciones identitarias y de votación.

Seguir leyendo columnas de Ex-Ante aquí.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Abril 24, 2024

Crisis en Ministerio de Ciencia: Renuncias de seremis y críticas de científicos remecen gestión de Aisén Etcheverry

Ministra de Ciencia, Aisén Etcheverry.

Cinco días después de que el seremi de la macrozona centro Daniel Salinas (PC) dejara el cargo por ser deudor de pensión de alimentos, el Ministerio de Ciencia que dirige Aisén Etcheverry (RD) informó la renuncia de la seremi de la macrozona centro sur Sofía Valenzuela (ind), en medio de una investigación por mal clima […]

Marcelo Soto

Abril 24, 2024

Axel Callís: “Hay gente en el gobierno que cree que los empresarios son enemigos”

El sociólogo y director de TuInfluyes.com, Axel Callís, dice que el mayor problema de la política chilena es el inmovilismo, fomentado por el ideologismo extremo. “El problema es que si un sector actúa con ese nivel de dureza, al otro lado no puedes esperar al Padre Hurtado. El otro bando responde con la misma intransigencia […]

Ex-Ante

Abril 24, 2024

Reforma al sistema político: Las descoordinaciones de Boric con la dupla Tohá-Elizalde (y el rol de Jara y el PC)

El martes, en plena negociación de los partidos y La Moneda para llevar adelante una reforma al sistema político, Boric salió a decir que la iniciativa debía estar amarrada a la tramitación de la reforma previsional y tributaria. Se trataba del mismo mensaje que había entregado días antes la ministra Jeannette Jara (PC) a parlamentarios […]

Profesor Universidad de Chile, PUC y ex presidente de Codelco

Abril 24, 2024

Gracias Nico Grau. Por Marcos Lima

Presidente Gabriel Boric junto a las ministra Aurora Willians y Leopoldo Reyes de Cesco.

Aunque no ha habido una explicación oficial (por la ausencia de Codelco en la Cena de CESCO), podemos imaginar que ello se debe a la molestia de la compañía provocada por un informe de CESCO de agosto del año pasado en que se menciona: “los niveles de deuda pueden llegar a niveles tan altos, que […]

Ex-Ante

Abril 24, 2024

[Confidencial] Gino Lorenzini, el polémico fundador de Felices y Forrados, ahora junta firmas para competir en gobernación de la RM

El fundador de la disuelta plataforma Felices y Forrados, Gino Lorenzini, decidió comenzar a reunir firmas para postular como gobernador de la Región Metropolitana, una de las plazas de mayor visibilizad en las elecciones de octubre. Sería su tercera incursión política tras sus fallidos intentos en 2021 de inscribirse como candidato constituyente y candidato presidencial, […]