Octubre 9, 2022

El apuro por tapar el bochorno del Rechazo. Por Sergio Muñoz Riveros

Ex-Ante
Crédito: Agencia Uno.

Lo que prima en La Moneda es el tacticismo. O sea, cómo arreglárselas para salir de tantas situaciones inconfortables. La prioridad después del plebiscito fue articular un plan para eclipsar el Rechazo. Exactamente eso. Taparlo por completo con otra cosa. Eso explica el apuro por aprobar un acuerdo con los opositores para organizar una nueva convención (que, a su vez, taparía la anterior).


La abrumadora derrota sufrida el 4 de septiembre por las fuerzas gobernantes aconsejaba que se tomaran un tiempo para reflexionar sobre lo ocurrido. Habrían podido analizar la magnitud del pronunciamiento ciudadano en contra del proyecto elaborado por sus representantes en la Convención, y que Boric levantó triunfalmente el 4 de julio en la ceremonia de cierre, casi como si fuera la promulgación de una nueva Constitución. Luego, el país entero vio todo lo que hicieron, desde La Moneda, para asegurar la victoria.

Estaban seguros de que ganarían el plebiscito, y convencidos de que ello iba a crear condiciones para que las izquierdas asociadas dieran un gran salto y coparan las instituciones. El proyecto de nueva Constitución era, en realidad, el verdadero programa del Frente Amplio y el PC, aceptado por el PS y el PPD por razones prácticas.

¿Cómo habría actuado el oficialismo si hubiera triunfado? ¿Qué cosas estaría diciendo Boric, esta vez seguro de que el pueblo llevaba el mismo paso que los líderes? ¿En qué estaría ahora el PC, exaltado probablemente por haber ganado “la batalla de las batallas”? Alguna idea podemos hacernos. Ya vimos cómo actuaron al tener el control total de la Convención.

El gobierno tiene que estar agradecido de que en Chile no haya un régimen parlamentario. En cualquier país que lo tenga, la derrota de un gobernante en un referéndum, habría implicado que renunciara de inmediato, antes de que los opositores presentaran un voto de censura para forzar su reemplazo. Boric, una vez más, es deudor de la Constitución vigente. En rigor, le debe todo.

Lo que prima en La Moneda es el tacticismo. O sea, cómo arreglárselas para salir de tantas situaciones inconfortables. La prioridad después del plebiscito fue articular un plan para eclipsar el Rechazo. Exactamente eso. Taparlo por completo con otra cosa. Eso explica el apuro por aprobar un acuerdo con los opositores para organizar una nueva convención (que, a su vez, taparía la anterior).

Lo mejor para el país sería radicar en el Congreso el debate y las decisiones sobre la renovación del pacto constitucional, pero ya está funcionando un comité de 9 dirigentes partidarios, que discute los posibles contenidos de otro texto. Ni Álvaro Elizalde, presidente del Senado, ni Raúl Soto, presidente de la Cámara, parecen haber considerado la posibilidad de que el Congreso asuma la tarea de velar por el interés nacional. Todo sugiere que están listos para entregar la potestad constituyente por segunda vez.

Cuesta creer que el PS y el PPD estén realmente motivados con una elección cercana de nuevos convencionales, en enero, por ejemplo. ¿Creerán que les puede ir bien en esa elección? ¿Y el FA y el PC calculan que obtendrían más representantes que en la primera convención, o incluso más que los diputados actuales? No hay razón para tanto entusiasmo, lo que hace pensar que no es sino una táctica para hacer retroceder a los partidos de Chile Vamos, provocar discrepancias insalvables sobre el mecanismo electoral y después culparlos por la caída del acuerdo.

Si los partidos pactan una nueva convención, vendrá una ola de críticas por una fórmula que, entre otras cosas, le significará un nuevo dineral al Estado. No olvidemos que la convención fracasada costó aproximadamente 68 mil millones de pesos. ¿Cómo justificar eso si el país cuenta con senadores y diputados a los que se les paga muy buenas dietas, y que tienen facultades para reformar la Constitución o elaborar una completamente nueva? ¿No es simplemente escandaloso todo este juego?

En una eventual nueva campaña para elegir convencionales, los candidatos del PS, el PPD, el FA y el PC tendrán que responder preguntas incómodas sobre el proyecto que respaldaron en el plebiscito, y explicar, por ejemplo, por qué avalaban ayer el Estado plurinacional, y hoy aceptan el Estado unitario, o por qué eliminaban ayer el Poder Judicial, y hoy aceptan los tres poderes del Estado. En suma, serán sacados al pizarrón.

Camila Vallejo dijo que alcanzar pronto un acuerdo tiene “sentido de urgencia”, pero que el proceso constituyente no puede consistir en reformar la actual Constitución. Es curioso, porque gracias a esa Constitución ella es ministra y el PC ha integrado dos de los tres últimos gobiernos. ¿Qué motivo decente puede haber para bloquear la posibilidad de nuevas reformas que no sea ganar la batalla simbólica contra Ricardo Lagos y la transición democrática, y reescribir por fin la historia?

Ha durado demasiado el mareo constitucional. Ha sido un caso insólito de devaneos teóricos, cuyo requisito parecía ser no mirar el país, ni las urgencias sociales, ni la crisis de seguridad pública, ni el estancamiento económico, ni la precariedad del liderazgo presidencial. Lo más grave ha sido, por cierto, que esta especie de “constitucionalitis aguda”, alentada por intereses sectarios, ha buscado socavar la democracia real que hemos construido, con el fin de instalar otra cosa en su lugar. En suma, la creencia de que el país es un laboratorio.

Quienes nos tenían reservada una Constitución que trozaba a Chile en varias naciones, ahora quieren liderar otro experimento. Hay un solo problema: no les alcanzan las fuerzas.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Abril 21, 2024

Cadem: 68% piensa que el crimen del ex militar Ronald Ojeda fue con motivaciones políticas encargado por Venezuela (Lea aquí la encuesta)

El 80% no cree que el gobierno de Maduro colaborará en la búsqueda de los responsables del crimen de Ojeda y el mismo porcentaje dice sentir mucho o bastante temor a la presencia del Tren de Aragua en el país. En cuanto a las preferencias presidenciales espontáneas, la alcaldesa Evelyn Matthei está en el primer […]

Director de Criteria

Abril 21, 2024

Encuesta Bicentenario UC: lecciones para la derecha. Por Cristián Valdivieso

Imagen: Agencia Uno.

Los chilenos no están anhelando la llegada de la actual oposición al gobierno. Lo que los chilenos buscan es más autoridad, firmeza e incluso autoritarismo ante lo que se vive como una crisis de inseguridad pública y de descrédito de la política. Una suerte de Bukele criollo si se quiere, el que, dicho sea de […]

Ex-Ante

Abril 21, 2024

Las claves de la gira de Kast a Hungría con foco en inmigración y en políticas pro familia

Líderes, pensadores y personeros influyentes del conservadurismo mundial se congregarán en Budapest, siendo José Antonio Kast uno de los exponentes centrales del evento. Allí compartirá escenario con el polémico líder euroescéptico y antiinmigración de Países Bajos Geert Wilders, con el líder de Vox en España Santiago Abascal y con el senador estadounidense por Oklahoma Markwayne […]

Ex-Ante

Abril 21, 2024

Batalla por Santiago: La historia detrás de la bajada de Sichel y su último quiebre con Chile Vamos

Imagen: Agencia Uno.

Hasta el mediodía del viernes Sebastián Sichel tenía contemplado anunciar este fin de semana que sería candidato a alcalde por Santiago, con o sin Aldo Duque en competencia. Esa misma tarde, sin embargo, RN le notificó que su candidato era Mario Desbordes, aunque habrían estado dispuestos a buscar una alternativa para dirimir la contienda. Lo […]

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Abril 21, 2024

Maduro: socio controlador de nuestra política exterior. Por Jorge Ramírez

Hace algunos días Nicolás Maduro se dio otro “gustito”: enlodar el honor del recientemente fallecido ex Presidente Sebastián Piñera, acusándolo de que él fue quien trajo delincuentes venezolanos a Chile, tras “conocerlos, contratarlos y apoyarlos en Cúcuta para supuestamente invadir Venezuela”. Una afrenta diplomática, desde todo punto de vista, a la que el Presidente Boric […]