Discurso presidencial: El adjetivo, cuando no da vida, mata. Por Camilo Feres

Director de Estudios Sociales y Políticas de Azerta
Imagen de la primera reunión del nuevo gabinete con el Presidente Boric realizada este sábadp en La Moneda. Foto: Agencia UNO.

Boric inicia su segundo año de gobierno con un complejo panorama en frente: el reinicio del clima electoral y una creciente desafección de las fuerzas que dotaban de épica a su gobierno. Se ha prodigado un equipo con más canas y más redes para hacer frente a ese desafío, pero en el camino ha perdido mucha de la energía o de la poesía que hasta hace poco dotaba de sentido a todos esos adjetivos que ahora suenan un poco vacíos.


Dada la alta expectación que había logrado el cambio de gabinete, el Presidente aprovechó el acto para pasar algunos avisos sobre su primer año de gobierno. La ocurrencia no tiene en sí nada de malo, pero el resultado fue una escena algo disonante, que dejó casi todos los mensajes y simbolismos a medio camino entre la convicción, las disculpas y el chascarro.

Son muchos los episodios en los que se asomó esa tensión. Como si se tratara de un discurso de cumpleaños, el primer mandatario quiso referirse uno a uno a sus ministros, pero como es obvio cuando se juega a la ecuanimidad taxativa, no tenía mucho que decir de varios de ellos y, en muchos casos, lo que tenía para compartir era irrelevante. Algo similar pasaba con los gestos al despedirse de los ministros salientes y qué decir de la insistencia en llamar “Käiser” o “maestro” al flamante ministro de Deportes o de la nota al margen sobre que su idea de proyección no incluía intenciones de reelegirse.

Así las cosas, una creciente falta de circunspección se fue tomando la ceremonia y probablemente la primera novedad en este caso fue que, a diferencia de lo que ocurría en otros momentos, en los que dichas salidas de libreto fueron presentadas o percibidas como muestras de espontaneidad y cercanía, en este acto en particular la mayoría de ellas se asomaban como irreflexivas y fuera de lugar.

Puede que esos trazos discursivos toscos respondan al proceso inacabado de construcción de identidad al que se refiere en una muy buena columna, en este mismo medio, Cristián Valdivieso. Probablemente mucho de eso esté detrás de lo sustantivo, pero parece que esa incompletitud política encontró también en la escenografía de este cambio de gabinete un mayor contraste que la que mostraba en los eventos anteriores.

Y es que atrás del Presidente habían entrado casi 50 años más (sumando la edad de los entrantes en relación a los salientes) y por lo tanto, en esa sala, ya no primaba la complicidad generacional.

Así las cosas, varios de los presentes reían más nerviosos que cariñosos cuando asomaban esas “ocurrencias” y más de uno alejaba la mirada en forma abrupta, cuando no derechamente incómoda, ante las inflexiones del Presidente. Siendo justos, sin embargo, se debe decir que la reversión de la versión generacional del gobierno es una de las mayores renuncias que ha realizado el mandatario y tras de ella está buena parte de la mayor gobernanza que ha podido exhibir tras el fracaso del proceso constituyente convencional.

No obstante, es imposible no advertir que, en la recurrente vuelta al tono estudiantil o en la cada vez más evidente mantención de un estrecho círculo de leales sobre los que parecieran no pesar los indicadores de gestión -que sí han pesado en otros casos-, se asoma una peligrosa tendencia al refugio dentro de una cámara de eco. Una tendencia que hemos visto en el pasado en crisis profundas vividas por otros mandatarios.

Peligrosa tendencia ya que en ese encierro entre los leales se deja de escuchar con nitidez lo que realmente pasa y se suelen azuzar más de la cuenta las teorías y explicaciones más conspirativas de los eventos políticos. Peligrosa también porque se asoma en un contexto en que el discurso (y todo indica que el instinto) presidencial sigue apuntando a la consolidación y ampliación de la base de sustentación del gobierno, cuestión del todo incompatible con el repliegue entre los iguales.

Boric inicia su segundo año de gobierno con un complejo panorama en frente: el reinicio del clima electoral; una creciente desafección de las fuerzas que dotaban de épica a su gobierno y muchas renuncias más que ajustar respecto de su programa y cronograma.

Se ha prodigado un equipo con más canas y más redes para hacer frente a ese desafío, pero en el camino ha perdido mucha de la energía o de la poesía que hasta hace poco dotaba de sentido a todos esos adjetivos que ahora suenan un poco vacíos. Veremos cómo ajusta el Presidente, en los meses que vienen, su arte poética.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí. 

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Noviembre 28, 2023

Perfil: Camila Polizzi, la undécima detenida del Caso Convenios

Camila Polizzi el 4 de septiembre en Concepción. (Rodrigo Fuica / Agencia Uno)

La fiscalía dio este martes un nuevo paso en el marco del Caso Convenios. Detuvo a 5 personas vinculadas a traspasos del Gore del Biobío, incluida Camila Polizzi, protagonista de la arista “Lencería”. Estas se suman a las 2 de La Araucanía y 4 de Los Lagos, también relacionadas con Gore. Los investigados como imputados, […]

Marcelo Soto

Noviembre 28, 2023

Raúl Figueroa y crisis de Educación: “El problema les explotó en la cara y no supieron qué hacer”

El ex ministro de Educación en el segundo gobierno de Piñera, Raúl Figueroa, director del Instituto de Políticas Públicas de la UNAB, analiza la crisis en la educación y el complejo traspaso de colegios al SLEP, comparable según el abogado, al Transantiago, como ejemplo de malas soluciones del Estado a problemas que afectan a millones […]

Jorge Poblete

Noviembre 28, 2023

El email de Diego Vela a Fiscalía tras robo de caja fuerte en cartera de Jackson

El presidente de RD Diego Vela el 22 de octubre en Providencia. (Lukas Solís / Agencia Uno)

“Estimada fiscal y estimada capitán, en correo adjunto le comparto el detalle de la caja chica robada”, escribió Diego Vela, jefe de gabinete del entonces ministro Jackson (RD), a la fiscal que indagaba el robo al Ministerio de Desarrollo Social ocurrido en medio del Caso Convenios. Vela actualmente es presidente de RD. A diferencia de […]

Alexandra Chechilnitzky

Noviembre 28, 2023

Perfil: Luis Thayer, el cuestionado director de Migraciones en la mira de la oposición

Crédito: Agencia Uno.

La oposición ha pedido que se remueva al director Nacional de Migraciones Luis Eduardo Thayer, luego del frustrado vuelo para deportar a 60 migrantes venezolanos. Thayer dijo que todos serían expulsados, lo que no ocurrió. El sociólogo, militante de Convergencia Social, ha tenido una polémica gestión desde 2002. A continuación su perfil y las controversias […]

Ex-Ante

Noviembre 28, 2023

La trama detrás de la caída del director de Educación Pública Jaime Veas (PS)

Jaime Veas, renunciado director de la DEP (foto de archivo)

En el Ministerio de Educación, encabezado por Nicolás Cataldo (PC), existía una mala evaluación de la gestión del militante socialista en el manejo de la crisis por los Servicios Locales de Educación Pública (SLEP), al punto que lo habían apartado de todas las mesas de negociaciones con los profesores de Atacama. El Presidente Boric le […]