Enero 17, 2022

Cristóbal Bellolio y diálogo de Boric con Michael Sandel: “Sería muy importante que el Presidente electo le preguntara sobre el valor de la tradición”

Marcelo Soto

El abogado y doctor en Filosofía Política por la University College London, Cristóbal Bellolio, analiza el pensamiento de Michael Sandel, uno de los intelectuales más influyentes del mundo, quien conversará con Gabriel Boric el jueves en Congreso Futuro. “El argumento de Sandel contra la idea de pagar por bienes sociales se parece mucho al argumento que ocupó el movimiento estudiantil, Atria y el FA”, dice.

-Michael Sandel se hizo conocido en los 80 por su crítica al liberalismo, desde la perspectiva comunitarista. ¿Cuáles son los principales aportes de su trabajo?

-Sandel integró un cuarteto fantástico contra el liberalismo, junto con MacIntyre, Taylor y Walzer. Fue el cuarto mosquetero. Escribió un artículo muy famoso en los 80, “La república procedimental y el yo desvinculado”, que cuestiona a los liberales por creer que los seres humanos toman decisiones racionales en el vacío, como si su trayectoria, su biografía, su nación, no fueran relevantes.

-¿Su crítica viene desde la izquierda?

-Es un crítico del liberalismo, pero desde una posición comunitarista de izquierda, porque también hay un comunitarismo de derecha. Su punto fue que los individuos estaban vinculados por una serie de lazos sociales y afectivos, de los que en general las teorías políticas liberales no se hacían cargo.

-Uno de sus libros más famosos es “Justicia”, que fue el nombre también de su cátedra en Harvard.

-Sandel tuvo en Harvard el curso más popular de teoría política del mundo, se puede ver gratis en la web. El libro “Justicia” al final hace una defensa de instituciones bien polémicas como el servicio militar, porque él cree que los individuos al vivir en una comunidad política nos debemos ciertas obligaciones. Hay una línea delgada entre comunitarismo y nacionalismo. No es un autor cosmopolita, no cree que seamos ciudadanos del mundo. Cree que tenemos vinculaciones especiales con nuestro territorio.

-Otro punto que cuestiona es la idea del esfuerzo personal, en “La tiranía del mérito”.

-El ataque de Sandel contra el mérito es una oposición al discurso de la derecha que dice que la desigualdad se justifica en la medida que cada uno obtuvo lo que tiene por su mérito, por su esfuerzo, por su talento. El clásico argumento de Sandel, que es el mismo argumento de Carlos Peña, del propio John Rawls, es que el mérito realmente no existe y no nos merecemos enteramente la posición que ocupamos. Nuestro lugar en la sociedad se debe a la buena o mala fortuna, y no es correcto, ni intelectualmente honesto, decir que cada uno tiene lo que tiene porque se lo ganó en base a su esfuerzo.

-Su libro más famoso es  “Lo que el dinero no puede comprar”.

-Ahí su crítica es contra esta idea libertaria de que todo tiene precio. De hecho el argumento se parece mucho al argumento que ocupó el movimiento estudiantil, Atria y el FA cuando dicen que no todos los accesos a bienes y servicios públicos, tienen que depender del tamaño de tu billetera. Hay ciertas cosas que el dinero no debiera comprar, por ejemplo, una educación, atención en salud. Ese tipo de cosas, diría Sandel, la idea es que no estén mediadas por el mercado, donde la plata hace la diferencia, sino que sean derechos de ciudadanía.

-También está el concepto de “palconización”.

-Ese es un concepto que ocupa Sandel, cuando dice que si es que el día de mañana todos los accesos a bienes y servicios dependen de nuestra cuenta corriente, va haber una estratificación de toda la vida social, tal como ocurre cuando vas a ver un concierto y ya no existe la clásica galería, cancha y tribuna: hoy día tienes tribuna vip, diamante, Golden, y cada una depende de si pusiste 30 lucas más o menos. A eso le llama la palconización de la vida social. Cuando vas al aeropuerto y vas a subir al avión y primero pasan los que tiene el priority pass, que pagaron 50 lucas por subirse 10 minutos antes.

-Carlos Peña escribió un libro para responder a Sandel, “Lo que el dinero sí puede comprar”.

-Peña reconoce la mejor calidad de vida que ciertas familias han tenido gracias al progreso económico. Les da una sensación de estatus, de prosperidad, que también hay que valorar, dice Peña. Hay que reconocerle un papel a ese dinero que Sandel cuestiona. En esa área Peña y Sandel están enfrentados, pero en el otro, en la crítica al mérito tienen posicionales similares. Peña también escribió un libro el año pasado, “La mentira noble”, donde critica al mérito como valor justificador de la desigualdad. Cuando la derecha habla del mérito, del esfuerzo, tanto Peña como Sandel estarían de acuerdo que gran parte de ese discurso es chiva.

-Boric va a conversar con Sandel en Congreso Futuro. ¿Es un pensador clave para el frenteamplismo?

-Yo creo que no está en el panteón de los pensadores del FA quizá porque la tradición comunitarista suele verse como conservadora. En general es un mundo que le hace más sentido a los Ortúzar y los Mansuy que a los Carlos Ruiz. Hay un argumento liberal que está súper presente en el discurso del FA, por ejemplo cuando Boric argumenta a favor de la despenalización del aborto. Y yo creo que un tipo como Sandel tiene problemas con ese argumento de la autonomía individual.

-¿Lo han leído mal?

-No. Es un pensador complejo. Primero hace una carrera académica seria y luego se transforma en un intelectual público, que produce argumentos que tienen una intención provocadora. Es un rock star de la teoría política mundial. Hay cosas en que el FA podría haberse identificado con Sandel, en materia socioeconómica, pero hay  cuestiones políticas, morales, valóricas donde quizá Sandel aparezca un poco más de derecha o conservador. Es interesante que el FA celebre a Sandel porque significa que son capaces de salir de la influencia dura tipo Chantal Mouffe, los intelectuales más inspiradores de Podemos de España.

-El populismo…

-Claro. Es súper interesante que incorporen a Sandel dentro de la galería de influencias. Sería muy importante que Boric le preguntara a Sandel sobre el valor de la tradición, porque el FA es una izquierda que ha sido muy crítica de tradiciones patrias. Si fuera por el corazón más duro del FA ojalá no tuviéramos ni Te Deum, ni paradas militares ni rodeos, que son las cosas que defendió Kast, la idea de la chilenidad. Me pregunto hasta qué punto podemos revisitar las tradiciones. Y esa tendencia refundacional, de empezar de cero, no sé si Sandel estará muy de acuerdo con eso.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Octubre 1, 2022

Michael Shifter, experto en Latinoamérica: “Si Lula gana, las condiciones de ahora son dramáticamente distintas que cuando gobernó la primera vez”

Michael Shifter. Crédito: Inter-American Dialogue.

Investigador senior, profesor del centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown y ex presidente del prestigioso Think Tank de Washington, Diálogo Interamericano, Michael Shifter es reconocido en Estados Unidos como una de las personas mejor informadas sobre lo que sucede en América Latina. Sus artículos sobre la región han aparecido en los más […]

Mario Gálvez

Octubre 1, 2022

[Confidencial] El anuncio que alista Irina Karamanos

Irina Karamanos, coordinadora Sociocultural de la Presidencia de la República.

En los próximos días, posiblemente la próxima semana, la coordinadora Sociocultural de la Presidencia de la República, Irina Karamanos, dará a conocer lo que sus asesores denominan el “plan de transformación” de lo que ha sido el gabinete de la Primera Dama.

Nelly Yáñez

Octubre 1, 2022

“Grupo constitucional de los 8” entregará propuesta de consenso la próxima semana

Tres  presidentes de partido y cinco parlamentarios conforman el “Grupo de los 8”, instancia trilateral mandatada para conciliar las propuestas levantadas por el oficialismo, la DC y Chile Vamos, para una nueva Carta Magna. Su tarea inmediata es definir lo que bautizaron como “bases constitucionales” y llegar con una propuesta afinada a la bilateral del […]

Marcelo Soto

Octubre 1, 2022

Felipe Alessandri a tres años del 18-O: “Arrasaron con el casco antiguo de la ciudad y muchos dirigentes de izquierda miraban al cielo”

Felipe Alessandri era alcalde de Santiago cuando el estallido social hizo prácticamente colapsar a la ciudad. Las consecuencias aún están latentes. “De repente vimos que todo este esfuerzo de 25 o 30 años, por rescatar el centro, en tres días lo borraron por completo, lo destruyeron y no ha logrado lamentablemente salir a flote”, dice.

Escritor y columnista

Septiembre 30, 2022

Perfil: Javier Macaya, el UDI piola. Por Rafael Gumucio

Crédito: Agencia Uno.

No nació con una papa en la boca. Se hizo a sí mismo en San Fernando, sexta región. Creció entre sus viñedos que fueron por muchos años parte esencial de su sustento. La soberbia y la violencia santiaguina no fue su ambiente. Creció con la sombra de los casos, los juicios, el desprestigio de entrada, […]