Enero 27, 2023

Competencia electoral en el oficialismo: Mucho ruido y pocas nueces. Por Jorge Schaulsohn

Ex-Ante

Lo que el Socialismo Democrático en realidad quiere son más cargos en el Estado; y ojalá los obtuvieran porque tienen más gente preparada y con experiencia que es justamente por donde hace agua el gobierno. Pero una eventual hegemonía del Socialismo Democrático no significaría necesariamente un cambio en la impronta del gobierno, ni menos un punto de inflexión programática o ideológica.


Este fin de semana el Partido Socialista decidirá si compite contra Apruebo Dignidad en las elecciones de consejeros constitucionales de mayo, lo que marcaría un quiebre en la unidad del oficialismo y pasar por encima de los deseos del presidente que está jugado por la lista única.

Es de público conocimiento que en el seno de la coalición que apoya al presidente Boric hay una disputa entre el Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad por la hegemonía en la conducción del gobierno, un conflicto que es tan serio que algunos están empeñados en zanjarlo en las urnas levantando una lista separada para elegir consejeros constitucionales en competencia con Apruebo Dignidad. Una medición de fuerzas que el presidente no pueda ignorar a la hora de rediseñar su gobierno.

Sabemos que este conflicto se da en medio de una profunda crisis de gobernanza, caracterizada por la toma de decisiones equivocadas y errores inexcusables, tanto por el presidente como por sus colaboradores mas cercanos. Todo lo cual se refleja en la pésima evaluación que de él tiene la ciudadanía.

Entonces surge la pregunta sobre si la disputa entre las coaliciones que conforman el gobierno es de carácter ideológico o una lucha por espacios de poder para satisfacer las aspiraciones de sus militantes y potenciar sus perspectivas electorales, con miras a las próximas parlamentarias y presidenciales.

¿Existen realmente diferencias programáticas al interior del gobierno que podrían alterar su naturaleza y su rumbo, mejorar la gobernanza y controlar los impulsos del presidente, si por ejemplo resultara vencedor el socialismo democrático transformándose en la fuerza hegemónica?

Lo que conocemos como Socialismo Democrático está representado por el PS, PPD , PR y PL. Su comportamiento en el último tiempo ha sido sumamente errático. El PS y El PPD quisieron sumarse al pacto del Apruebo Dignidad antes de la primera vuelta de la elección presidencial y concurrieron al Servel a suscribirlo, maniobra que se frustró por razones enteramente ajenas a su voluntad. El Partido Liberal formo parte del Frente Amplio.

Posteriormente, los convencionales del PS votaron de la mano de los comunistas y la lista del pueblo a favor de casi todos los artículos que llevaron al Rechazo, incluyendo la eliminación del Senado y defenestración del Poder Judicial. La expresidenta Bachelet fue protagonista de la campaña del apruebo, junto a la presidenta del PPD y del Partido Liberal.

Hoy el Socialismo Democrático, instalado en el gobierno, no manifiesta grandes diferencias con sus proyectos e iniciativas emblemáticas , tales como reforma tributaria, de salud y pensiones.

De lo que se deduce que una eventual hegemonía del Socialismo Democrático no significaría necesariamente un cambio en la impronta del gobierno, ni menos un punto de inflexión programática o ideológica.

Es necesario tener presente que la principal figura del gobierno, después del propio presidente es Carolina Tohá, militante destacada del PPD, jefa del gabinete y para todos los efectos prácticos vocera; y muchos de los problemas que enfrenta el gobierno, incluyendo los indultos, han ocurrido bajo su mandato.

El Socialismo Democrático ya tiene hoy una gran influencia política en el gobierno y sus militantes ocupan cargos claves, además de interior con Marcel y Monsalve.

Donde están al debe es en la repartición general de cargos del “segundo nivel”; de 396 cargos designados por el presidente solo tienen 107 lo que representa un 27.02% y los acapara el PS. Eso frente a 195 o 49,24% de Apruebo Dignidad.

Esta no es una pelea ideológica ni programática. Lo que el Socialismo Democrático en realidad quiere son más cargos en el Estado; y ojalá los obtuvieran porque tienen más gente preparada y con experiencia que es justamente por donde hace agua el gobierno.

El Socialismo Democrático necesita compensaciones (cargos ejecutivos que administren y distribuyan recursos) porque sienten que se están hundiendo junto con el gobierno, pagando los costos sin recibir los beneficios.

Es perfectamente legítimo que quieran probar suerte en una medición electoral para mejorar su posición dentro del gobierno y ante la ciudadanía, afianzar su desdibujada identidad y de paso elegir más consejeros constitucionales que el FA-PC .

El Socialismo Democrático esta desperfilado y perdió su identidad como opción ideológica y programática; un fenómeno que empezó hace muchos años y se acentuó en el segundo gobierno de Bachelet que se inclinó hacia la izquierda, que estuvo más cerca de Boric que de Lagos, quien fue descartado como presidenciable del PS en favor de Alejandro Guillier.

Resucitaron con el triunfo inesperado de Boric que, haciendo de la necesidad una virtud, los incorporó a su gobierno como socios minoritarios; y eso es lo que hoy podrían revertir levantando una lista propia para miembros del concejo constitucional.

Para la izquierda en general y para el Socialismo Democrático en particular el futuro es muy incierto porque su suerte esta amarrada a lo que pase con este gobierno al que no pueden abandonar sin generar una crisis que los destruiría a ellos mismos; y si las cosas no mejoran es difícil pensar que una coalición de centro izquierda suceda a Boric.

Seguir leyendo columnas de Ex-Ante aquí.

Publicaciones relacionadas

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Mayo 19, 2024

¿Por qué los inmigrantes aman a Kast? Por Jorge Ramírez

Muchos se preguntarán ¿cómo es posible que inmigrantes apoyen las posiciones de un candidato como Kast que ha declarado ser abiertamente restrictivo y drástico en materia de inmigración? Es preciso tener claridad en que la actual población inmigrante en Chile es mayoritariamente venezolana, quienes representan un 33% del total de extranjeros viviendo en territorio nacional. […]

Director de Criteria

Mayo 19, 2024

Cuenta presidencial y el otro yo del presidente. Por Cristián Valdivieso

Crédito: Agencia Uno.

En un camino sin retorno, desvestido de su otro yo, el presidente se apronta a su tercera cuenta pública. Un camino tan doloroso como necesario para Boric, el político de los próximos 30 años. Doloroso porque tendrá que traicionar a su propia historia e irritar a su barra brava. Necesario porque sin esa metamorfosis, sin […]

Profesor MBA para la Industria Minera. Ingeniería Industrial, U. de Chile, y socio de CIS Consultores

Mayo 18, 2024

No le podemos fallar a Chile. Por Marcos Lima

La oportunidad que la minería representa para Chile es aquí y ahora. Si tenemos que hacer esfuerzos por terminar con la permisología que frena el desarrollo de nuevos proyectos mineros o ampliaciones de los actuales yacimientos, hagámoslo ya. Si tenemos que armar con Codelco una gran empresa de cobre y litio apalancados por un fondo […]

Ex-Ante

Mayo 18, 2024

Cuenta Pública: Epifanía de un gobierno que se acaba. Por Kenneth Bunker

Crédito: Agencia Uno.

La revelación del discurso del primero de Junio será aceptar que el gobierno se acabó. Será tirar todas las promesas sobre la mesa, sabiendo que ninguna es viable. Será distraer la opinión pública en debates aparentemente legítimos pero fútiles solo para unir la coalición de gobierno tras un objetivo: terminar el cuatrienio de Boric con […]

Escritor y columnista

Mayo 18, 2024

Gabriel Boric: el aprendiz de brujo. Por Rafael Gumucio

Crédito: Agencia Uno.

Tampoco es el presidente Boric un estudiante y mucho menos un niño (tiene 38 años). Ni somos, ni podemos ser los ciudadanos sus profesores. De alguna manera ese poder de dar lecciones lo usamos antes con el expresidente Piñera que era otro tipo de niño que el presidente Boric, pero era un niño también. O […]