Diciembre 25, 2023

Claudio Alvarado: “Guste o no, Chile Vamos y Republicanos son aliados y deberán coordinarse”

Marcelo Soto

De acuerdo con el director ejecutivo del IES y profesor de Derecho Constitucional en la UC, Claudio Alvarado, si en la derecha tras el plebiscito “predominan la caza de brujas, las recriminaciones cruzadas y las “facturas” de corto alcance, es muy poco lo que se sacará en limpio”.


-¿Qué opinas de la carta que firmaron 30 figuras de la centroderecha en que se responsabiliza principalmente a Republicanos por el fracaso del A Favor?

-El texto íntegro de la carta es bastante mejor que el modo en que se presentó y extractó en la prensa. Mientras dicho texto invita de modo sensato a la autocrítica en primera persona plural, la publicación en prensa sugiere que aquí habría un solo responsable, lo cual colabora poco al ejercicio que se requiere hoy. Guste o no, Chile Vamos y republicanos, y también otras fuerzas de oposición, son aliados y deberán coordinarse de cara a los futuros desafíos políticos y electorales.

-Tras la derrota en el plebiscito, ¿llegó la noche de los cuchillos largos? ¿Cómo ves este escenario?

-Toda derrota electoral es una oportunidad para sacar lecciones, y este caso no es la excepción. Pero si predominan la caza de brujas, las recriminaciones cruzadas y las “facturas” de corto alcance, es muy poco lo que se sacará en limpio.

-¿Consideras que está muy extendido ese ánimo de recriminaciones o “facturas”?

-El ambiente está muy revuelto aún. Pero, por mencionar un ejemplo, si desde la centroderecha tradicional se desea criticar a los republicanos —lo cual es perfectamente legítimo—, el motivo no puede ser la cantidad de enmiendas que presentó el mundo de Kast en el Consejo. Chile Vamos, de hecho, planteó una cantidad de enmiendas igual o mayor. Hay que ir al fondo del asunto y no quedarse en minucias.

-¿Republicanos pasó la “máquina” y cometió errores producto de la inexperiencia o juventud de algunos consejeros?

-Más allá de esos u otros rasgos, el problema principal del mundo de Kast fue un tránsito demasiado errático entre la impugnación a priori del proceso, previo al 7 de mayo, y el apoyo al texto que finalmente se sometió a plebiscito. En el intertanto se dio a entender que los acuerdos no eran relevantes; que la clave eran los llamados temas “ciudadanos”, como la exención de las contribuciones; que el plebiscito debía girar en torno al gobierno, y así.

Claramente, ni la estrategia antagonista ni la apuesta por subrayar temas que exceden el ámbito propiamente constitucional lograron ser eficaces. En este punto la autocrítica debe estar a la altura de las circunstancias.

-¿Encuadras en ese mismo marco su enfoque sobre los derechos de las mujeres?

-No. Es verdad que el mundo republicano ofreció una aproximación muy insuficiente o derechamente errada a la situación de las mujeres en la última campaña presidencial, y eso les ha pasado la cuenta hasta hoy, y ciertamente facilitó la narrativa que quiso instalar la izquierda en los meses previos al plebiscito. Pero, dicho eso, el texto que se plebiscitó ahora no sólo no era “antimujeres”, sino que contenía muchas medidas concretas y simbólicas en favor de ellas, desde los cuidados hasta la igualdad salarial y la paridad de salida transitoria y flexible.

La derrota en el plebiscito no borra que ese era el contenido efectivo de la propuesta. Por lo demás, es toda la derecha la que debe formular una autocrítica en este plano. ¿Por qué, por ejemplo, eran 4 hombres los encargados de la franja televisiva? ¿Era la señal adecuada, no falta alguna mirada ahí? La autocrítica debe ser de todos los involucrados.

-¿Pero en materia de aborto, por ejemplo, no se equivocó el Consejo?

-Para las derechas lo mínimo aceptable era mantener la normativa constitucional vigente, que protege la vida del que está por nacer. En la Comisión Experta se intentó justamente eso, pero las izquierdas se negaron, confirmando así que su horizonte es el aborto libre que intentaron consagrar en la fallida Convención.

Después el Consejo, con mayoría republicana, se enfrentó a un dilema: responder a sus convicciones más profundas, y en consecuencia invalidar toda forma de aborto. O sólo volver a introducir la norma vigente bajo la cual el TC validó la ley de las tres causales, asumiendo que la discusión del aborto debe darse en sede legislativa, en el marco de la política ordinaria. La decisión del Consejo fue esta última, pero añadiendo un guiño simbólico para los detractores del aborto: que dentro del vientre materno hay alguien y no algo, un ser humano y no una cosa.

-¿Quiénes son los ganadores de este resultado?

-Eso es lo otro que nos deja este proceso. Aunque nadie lo esperaba, la gran ganadora de este largo debate ha sido la Constitución vigente, doblemente legitimada. La idea de levantar una agenda de reemplazo total de la Constitución será inviable de facto y por muchos años, no sólo durante este gobierno.

Y eso nos deja una gran paradoja: al defender la mantención de la Constitución que nos rige, las izquierdas ganaron en las urnas, pero sufrieron una derrota política y cultural de largo aliento. Como en tantos otros planos, la nueva izquierda ayudó, contra sus propósitos originales, a reivindicar los “30 años”.

-José Antonio Kast dijo que no irá a primarias, sino que directo a la primera vuelta. ¿Esta actitud independiente de Kast es algo que complica las relaciones con Chile Vamos?

-No hay mayor sorpresa en esto. Chile Vamos y republicanos son proyectos distintos, y Kast en sus candidaturas previas siempre ha llegado directo a primera vuelta. Además, hay que reconocer que el 45% con voto obligatorio, y con descolgados de derecha votando por el “En contra”, no es un mal resultado para Kast.

Creo que sus problemas residen más bien en qué tipo de proyecto quiere ofrecerle a Chile. Puede ganar la presidencia, pero, ¿después qué? Hay algo que no calza entre los altos ideales que proclaman los republicanos en sus discursos y el modo de hacer política marcado por el antagonismo y la confrontación. La experiencia del Consejo mostró que eso repercute en serias dificultades a la hora de conducir y ofrecer gobernabilidad.

-En Chile Vamos hay molestia con el Gobierno, porque según algunos dirigentes el gobierno intenta imponer más que dialogar. Guillermo Ramírez (UDI) dijo que si La Moneda no cambia de actitud las reformas no van avanzar. ¿Cuál debería ser la estrategia de la derecha para negociar y conseguir reformas que el país necesita?

-Ofrecer de forma nítida propuestas alternativas, no quedarse simplemente en la mera negativa. Chile Vamos y la oposición en general tienen que comenzar a explicarle claramente al país qué tipo de proyecto anhelan en los distintos ámbitos, partiendo por la previsión y seguridad social. Negar la sal y el agua sin transmitir dicho proyecto no sólo impedirá cualquier acuerdo, sino que además facilitará el camino a aquellos liderazgos que quieren lucrar del fracaso de todo el sistema, del fracaso de la “casta” según le llaman, en ofrecer soluciones a las angustias de la vida cotidiana.

Para seguir leyendo entrevistas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Escritor y columnista

Febrero 24, 2024

Perfil: Johannes Kaiser, pesado de sangre. Por Rafael Gumucio

Johannes Kaiser es pesado de sangre, no porque logre resultar tan antipático como quisiera, sino porque su ironía, sus chistes, sus gracias lastradas por el plomo, suelen hundirse al fondo del abismo. Es difícil no ver en él a un oso demasiado grande como para ser de peluche, pero demasiado civilizado como para ser un […]

Ex-Ante

Febrero 24, 2024

El legado de Boric es ponerle fin a la crisis de seguridad. Por Kenneth Bunker

Crédito: Agencia Uno.

Si el gobierno de Boric termina hoy, no solo habrá pasado sin pena ni gloria, sino que, más encima, habrá dejado al país sumido en la crisis de seguridad más grave desde el retorno de la democracia. Es más, habrá abierto las puertas a un negro futuro. Habrá dado incentivos para que su sucesor sea […]

Ex-Ante

Febrero 24, 2024

El pedregoso camino del PC para llegar a la presidencia de la Cámara

Parlamentarios de la bancada PC durante una sesión de la Cámara Baja en noviembre. Foto: Agencia UNO.

Como ha sido la tónica, este año nuevamente surgen resistencias, tanto de la oposición como por parte de los sectores políticos “no alineados”, a que sea un comunista quien presida la Cámara Baja. La mirada crítica hacia el PC se ha agudizado luego de que la colectividad se ausentara a los funerales de Estado del […]

Ex-Ante

Febrero 24, 2024

Los conflictos que preocupan a La Moneda ad portas del inicio de su tercer año de gobierno

Foto: Agencia Uno

Hay varias tareas pendientes de las que tendrá que hacerse cargo el gobierno a partir de marzo. Estos casos puntuales inquietan en La Moneda, donde ya se han ido traspasando informaciones al respecto. Por ejemplo, hay tensión por la paralización de la fundición Hernán Videla Lira de Enami, o con lo que ocurra con el […]

Ex-Ante

Febrero 24, 2024

Longueira dice que no haría primarias con Republicanos y que vivimos un “callampeo” de partidos políticos

Pablo Longueira durante el funeral de Sebastián Piñera. Foto: Agencia UNO.

El ex senador, ex ministro de Economía y referente histórico de la UDI indicó que “creo que si dependiera de mí, yo tendría una primaria de Chile Vamos, invitaría a Amarillos y Demócratas, y que José Antonio Kast, como lo ha anunciado, vaya a la primera vuelta presidencial, y que se repita el escenario que […]