Octubre 12, 2021

Axel Callís, analista político: “Los debates pueden generar electores, pero también espuma que se desvanece”

Marcelo Soto

Axel Callís, sociólogo, director de tuinfluyes.com, sostiene que el fenómeno nuevo es la importancia que han adquirido los debates, apoyados también en las redes sociales. Pero advierte que no necesariamente la opinión pública coincide con los electores. “En general, la performance de los candidatos fue bien discreta”, dice.

-¿Cambia el pronóstico para la segunda vuelta luego del debate? ¿O es solo un cambio de temperatura, nada definido?

-Es difícil hacer cálculos. Existe una sensación térmica que viene de los debates, y los debates muchas veces derivan en percepciones y en encuestas, que son hechas en base a la opinión pública. Pero los que resuelven la vía política son los electores. Son tres niveles, no necesariamente son los mismos.  Si me dices: “¿Sichel va a pasar a segunda vuelta?” No tengo idea, porque no sé ni nadie sabe quiénes son los votantes que van a ir en noviembre a sufragar.

-¿Los debates son una parte de la ecuación, no son definitivos?

-Los debates generan opinión pública. La opinión pública es eso: una opinión, que es distinto a una conducta electoral. O sea, en abril Pamela Jiles estuvo como la primera opción para ser candidata presidencial y luego bajó a la misma velocidad que subió. Eso es opinión pública, es espuma: la espuma  te eleva pero no es consistente. Mientras que tener fondo electoral es otra cosa: es tener electores que van a ir a votar por ti. Los debates pueden generar electores o pueden generar espuma que después se transforma en electores o se desvanecen. Estamos justo en ese juego, en que no sabemos qué es opinión y qué es conducta.

-¿Cómo viste a Yasna Provoste, crees que fue la más consistente?

-Ella fue la que más mejoró. Pero en general la performance de los candidatos fue bien discreta. Yasna Provoste tenía más clara la película. Se preparó, sabía que no iba a atacar a Gabriel Boric, sino más bien se iba colgar de él. Tenía claro quiénes eran los adversarios, no entró a pegarle a todo el mundo. Tenía claro el discurso y la encerrona que le hizo a Sichel. Y lo buscó y este reaccionó muy mal y con eso logró generar un contraste muy bueno para ella. No habló sobre el feminismo sino que habló desde la mujer, que es algo más consistente que hablar sobre feminismo. O sea, cuando Sichel la trata mal, le dice “tú no entiendes nada”, está generando un punto feminista fuerte, porque en el fondo lo que hace Sichel es maltratar desde un machismo. Ella logró empatizar mucho desde el afecto y las ideas. Por eso le fue mucho mejor que al resto.

-El otro que había expectativas era Kast después de las encuestas que lo ponen segundo. ¿Se vio más incómodo, no es tan fácil  ser segundo?

-Lo que pasa es que Kast no está acostumbrado a tener presión, que es otra cosa. El ser marginal, ser el cuarto o quinto siempre desde el 2017, es distinto a ser el segundo y pasar a segunda vuelta. Es decir, es como lo que le sucede a los equipos chicos, que pierden las finales porque no están acostumbrados a jugarlas. Y Kast sintió la presión, sintió que tenía cuidarse en lo que decía y le sucedió lo que le pasa a quienes no manejan la presión: se paralizó, se endureció y salió de sus casillas con Boric por el tema de Panamá. Evidentemente, eso no estaba en el libreto de él. Un candidato que va segundo no puede picar o reaccionar ante una acusación aunque la considere injusta. Porque estamos eligiendo a un presidente que tiene que tomar decisiones relevantes, claves, porque el gobernar no es una cosa fácil. Gobernar es improvisar y tomar todo el día decisiones complejas. Entonces si alguien lo acusa de algo que cree que es injusto y reacciona de esa manera, es una muy mala señal al electorado.

-Por otro lado Boric no arriesgó mucho…

-A Boric no le llegó ningún combo amenazante, nunca estuvo en una posición incómoda, se administró bien y lo ayudó mucho Yasna Provoste, Marco Enríquez y sobre todo Artés. Lo que hace Artés es que saca a Boric de la extrema izquierda y lo pone en el centro. Lo cual para Boric es muy cómodo. Ante Artés todos son moderados. Los candidatos de derecha tratan de poner a Boric en la extrema izquierda y viene Artés y dice: “Ese es igual a ustedes”. Boric no brilló, pero tampoco pasó zozobras. Aparte que las temáticas con las cuales le pueden pegar a Boric son bastante conocidas: la alianza con el PC, la inexperiencia, la gobernabilidad y un par de temas que tienen que ver con la economía. Pero no hay ningún “esqueleto en el closet”, como se dice.

-Sichel le recordó un tuit antiguo.

-El famoso tuit que le sacaba Sichel, quien se notaba que estaba como fuera de sí porque no lo pescaba. Boric se ha encargado de decir que ha evolucionado. Los últimos diez años de Boric son cuando era muy joven. Alguien que a los 20 años no comete errores es raro, nadie nace siendo viejo. Que es distinto a la acusación de Boric contra Kast, de haber hecho esta transacción de US$ 21 millones en Panamá, sin pagar impuestos, ahí hay algo parecido a lo que se le está acusando Piñera. No hubo mayores turbulencias para Boric, nadie lo apretó.

-¿No cambió el piso el debate?

-Yo creo que sí cambió. Puede consolidar a Sichel como un cuarto, que no logra despegar y que viene de arriba. Es decir, eso es lo más difícil en una carrera presidencial: normalmente las tendencias tienden a generar una sola dirección. Es muy difícil que alguien que esté arriba y vaya bajando logre subir. Eso es bastante complejo. Lo que suele suceder es que alguien suba lentamente o baje lentamente. Pero una vez que está abajo, para que suba otra vez tendría que haber algún tipo de milagro o algún tipo de hecho esencial que cambiara esa dirección. A lo mejor si los partidos de Chile Vamos se tomaran en serio la campaña de Sichel y lo traccionaran, a lo mejor podría lograr un despliegue mayor en términos territoriales y remontar, es lo que uno espera. Detrás de Sichel hay tres o cuatro partidos, dos de los cuales son de los más grandes que hay en Chile, y detrás de Kast hay un partido que recién comienza. No hay nada definitivo respecto a estas percepciones que aparecen en el debate. La campaña propiamente tal se inicia el 21 o 22 de octubre y ahí empieza a jugarse en el área chica con los Cores, con los candidatos a diputado y al senado, todo el despliegue territorial, y ahí los partidos tienen importancia. Si Sichel no levanta es porque la UDI está en otra.

-¿Dirías que no hay que confundir la efervescencia por los debates con las tendencias electorales?

-Hay que poner paños fríos, lo peor es confundir electores con decir “está líquido”. Los escenarios van cambiando. Lo que pasa es que ahora hay muchas más encuestas y yo diría que el fenómeno nuevo es que los debates han adquirido una importancia que antes no la tenían, esencialmente  por este complemento que encontraron con las redes sociales. El año 2017 esto todavía estaba verde, estaba empezando: había memes, productos, pero los debates no generaban la cantidad de interacciones que hay hoy día. Y tampoco los candidatos cometían los errores que se cometen ahora. Es decir, errores como los de Jadue, Lavín, o los de Sichel, no se veían tan seguido. Y esta interacción más suelta también genera una mayor diferenciación en los candidatos que el mundo de las redes sociales y del consumo de media lo traduce en contenidos distintos. Eso es un fenómeno que genera opinión pública y se puede traducir en electores.


Publicaciones relacionadas

Jaime Sánchez y María Arriagada

Octubre 27, 2021

Ocho claves de la estrategia de Kast para enfrentar la recta final de la campaña

Crédito: Agencia Uno.

El dilema de Kast es administrar con habilidad el apoyo preferencial a los candidatos de su coalición, el Frente Social Cristiano, y al mismo tiempo acoger a los candidatos parlamentarios de Chile Vamos. ¿Cómo lo conciliará? ¿Qué otros factores inquietan al candidato?

Jorge Poblete

Octubre 27, 2021

Violencia en el Biobío: Los resultados de la estrategia de la Armada para controlar los atentados incendiarios en la zona

El contraalmirante Jorge Parga, a la derecha, durante su gestiòn por la pandemia, el pasado 3 de febrero. Foto: Armada.

El despliegue de la Armada por las 2 rutas más conflictivas del Biobío —la P 60 y la P 72-S, en cuyas inmediaciones fue atacado en marzo un equipo de TVN— ha promovido un repliegue, al menos temporal, de los grupos radicales en la zona. La apuesta de La Moneda de designar como jefe de […]

Alex von Baer

Octubre 27, 2021

Por qué el PC solicitó a Boric incluir a Bárbara Figueroa en un rol relevante en su comando

Bárbara Figueroa, expresidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). Foto: Agencia Uno

La expresidenta de la CUT Bárbara Figueroa reapareció integrándose al equipo del comando de Boric que sintetiza el programa y define las prioridades -en el que están personeros de directa confianza del candidato como Nicolás Grau-, a petición del PC: querían contar con un representante de su cúpula política en ese núcleo (Figueroa es de […]

Sebastián Edwards y el cuarto retiro: “Desde la izquierda, lo que ha sucedido es de una irresponsabilidad mayúscula”

En el octavo capítulo del podcast Sin Fronteras, el economista y consultor internacional Sebastián Edwards analizó la actualidad política y económica, con miras las próximas elecciones presidenciales −del 21 de noviembre−, el destino del proyecto del cuarto retiro de fondos desde las AFP y las proyecciones en materia tributaria.

Jaime Sánchez

Octubre 27, 2021

Jacqueline van Rysselberghe, senadora UDI: “Me declaro en reflexión respecto a la candidatura de Sichel”

Crédito: Agencia Uno.

“El adversario está al frente y no podemos permitir que gane la izquierda”, afirma la ex presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, quien tiene claro que hará campaña por Kast si pasa al balotaje, pero dice estar pensando a quién respaldará en primera vuelta.