Octubre 19, 2021

Ascanio Cavallo: “Anoche se confirmó que el 18-O sólo puede ser celebrado por la destrucción, es su estética y su ética”

Ex-Ante

Premio Nacional de Periodismo 2021, Ascanio Cavallo es autor de libros ya clásicos como La historia oculta de la transición y un destacado crítico de cine. En esta entrevista, reflexiona sobre los hechos de vandalismo del 18 de octubre. Dice que la futura Constitución podría tener problemas de legitimidad si se insiste en ligarla a la violencia y será objeto de reformas “una y otra vez”.

-Los contornos de una efeméride adquieren su significado con el tiempo. ¿Qué significa el 18-0? ¿El origen del proceso constituyente o un día de violencia que fue aplacado por las marchas pacíficas que vinieron después?

-Toda convulsión social quiere ser una efeméride, celebrarse a sí misma con su propia estética. Por muchos años tuvimos la del 11 de septiembre; después, la del 5 de octubre. Se van apagando con el tiempo, hasta que se borran del calendario. Lo que se confirmó anoche es que el 18-O sólo puede ser celebrado por la destrucción. Guste o no, esa es su estética y su ética.

-Hoy volvimos  a ver imágenes de saqueos, de destrucción sin sentido, una especie de fiesta de violencia. ¿Deberemos acostumbrarnos a vivir cada aniversario con este nivel de destrozos? ¿Una jornada hedonista de “poseer y destruir” como dice Lucy Oporto?

-La mitad del problema es el impulso de destrucción. La otra mitad es un estado abatido, incapaz de repeler el empleo vengativo del espacio público. ¿De qué se vengan? De una noción oscura de la propia vida, ¿cómo podría ser de otro modo?

-¿No sería una solución cambiarle el nombre a la plaza, poner un monumento a la paz y que sea un espacio público de encuentro, como han planteado urbanistas?

-La naturaleza del odio destructivo es que no se aplaca, sólo se consume. Las soluciones condescendientes lo estimulan, como ocurre en cierta medida con la Convención Constitucional. Que lo diga la Tía Pikachu.

-¿Crees que la nueva constitución, de aprobarse, va a estar siempre ligada a estos hechos violentos (la destrucción del Metro, saqueo de comercios y supermercados, violación de DDHH) y será un problema su legitimidad?

-No tiene por qué estarlo, a menos que sus dirigentes quieran ligarla. Si insisten en que sea un producto de la violencia, por supuesto que va a tener problemas de legitimidad, parecidos a los de la Constitución del 80.  Y no sólo eso: va a ser objeto de reformas una y otra vez.

-Aún no sabemos quién quemó el metro y si hubo una coordinación. Lo curioso es que nadie se hizo cargo, ningún movimiento reconoció la autoría. ¿Fue un acto planificado o una pura expresión de rabia improvisada?

-Con el Metro no cabe duda de que hubo coordinación, al menos en un grupo significativo de estaciones. En otros hubo una noche de furia vecinal de la que los propios vecinos se arrepintieron un par de días después. En cuanto al primer grupo, nadie lo ha reconocido porque muchos atentados que corren el riesgo de ser impopulares no son reivindicados. No todos los ultras son tan pechugones.

-En la Revolución Francesa los jacobinos terminaron en la guillotina. Acá, los ultras han sido finalmente funados o agredidos, como la tía Tía Picachú, por no ser suficientemente ultras. ¿Vivimos tiempos revolucionarios como dijo hace un tiempo Alfredo Jocelyn-Holt?

-Si así fuera, los acecha una ley de la historia: la revolución se devora a sus hijos.

-Claramente hay una mezcla de grupos anarcos con simples delincuentes o aprovechadores que saquean. El PC, por otro lado, intenta dar la idea de que dominan la calle, pero sospecho que no es así. ¿Cuál es la estrategia comunista?

-Para hablar de un partido hoy hay que preguntar cuál parte del partido. No creo que el PC escape de esto. Hay una parte que quiere maximizar su porcentaje de votos para el Congreso. Hay otra que quiere empujar lo más lejos que pueda la nueva constitución. Y hay otra que teme que la violencia sea en verdad la “partera de la historia”, que se sube al carro en la pisadera y que se pasea por la Plaza Italia, pero por un ratito. Al final, anarcos y comunistas son enemigos a muerte: no caben bajo el mismo sol.

 

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Julio 21, 2024

Cadem: Aprobación a Boric cae 4 puntos en una semana y llega a 31% en medio de crisis de seguridad (Lea aquí la encuesta)

Foto: Agencia UNO.

Un 69% piensa que la prioridad del gobierno debiese ser la delincuencia, seguida de lejos por salud (25%) y economía (22%). Sin embargo, sólo el 29% opina que es el tema al que el Ejecutivo le dedica más tiempo y esfuerzo.

Director de Criteria

Julio 21, 2024

¿Un país normalizado? Por Cristián Valdivieso

El Presidente Boric, junto a sus ministros, realizan un punto de prensa tras la reunión del Gabinete Pro Seguridad. Foto: Agencia UNO.

El error clásico de la comunicación política es no reconocer que la realidad se percibe desde las subjetividades. Las personas no solo viven de hechos y cifras, sino de sus experiencias y emociones diarias. Intentar cambiar el estado de ánimo de la población con ideas de un antes y un después es ingenuo y contraproducente.

Marcelo Soto

Julio 21, 2024

Claudio Alvarado (UDI) y la oposición: “No resolver pronto los vacíos de liderazgos puede costar muy caro”

El ex senador y ex ministro Claudio Alvarado hace un severo análisis de su sector. “Es el momento de demostrar si somos una oposición capaz de tener unidad de propósitos para derrotar en las elecciones locales a los candidatos de la inseguridad y de la ineficacia gubernamental o somos una oposición incapaz de autogobernarse”.

Marcelo Soto

Julio 21, 2024

Crónica: El encendido debate entre la biógrafa de Milton Friedman y Rolf Lüders

Imágenes de Lüders y Burns durante el debate organizado por el CEP.

Un intenso debate se vio el miércoles en la tarde en el CEP, donde Jennifer Burns, autora de la biografía “Milton Friedman, el último conservador”, abordó su libro sobre el economista que visitó Chile en 1975 y 1981. El ex ministro Rolf Lüders criticó algunos supuestos del texto. Aquí los entretelones de lo que ocurrió.

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Julio 21, 2024

Camila Vallejo y la piromanía política. Por Jorge Ramírez

En los códigos de la política, culpar a las administraciones anteriores de los problemas presentes es un recurso relativamente habitual, aunque ciertamente desgastado. Sin embargo, hay otra razón por la cual las palabras de la vocera resultan dignas de análisis: omiten que, sobre la base del comportamiento previo, ella y su sector político son responsables […]