Enero 6, 2022

Apruebo Dignidad: las tensiones FA-PC y el dilema de ser o no ser. Por Ricardo Brodsky

Ex-Ante

Nada positivo puede resultar del gallito permanente al interior de una alianza de gobierno. Chile ya conoció en tiempos de la U. Popular, las consecuencias de un sistema de alianzas fallido, en donde los partidos se enfrentaron duramente con tesis irreconciliables que terminaron paralizando al gobierno y dejando en la completa soledad al presidente Salvador Allende. Por el contrario, los años de la transición mostraron que es posible hacer una coalición y gobiernos consistentes.

La nueva mesa directiva de la Convención Constitucional, encabezada por María Elisa Quinteros y Gaspar Domínguez, dos personas del ámbito de la salud, independientes de izquierda, sin figuración política anterior, abiertas al diálogo y conscientes de la necesidad de alcanzar acuerdos, es una excelente noticia para un proceso constitucional que no ha estado exento de logros ni de críticas.

Las dificultades para encontrar una mayoría que reemplazara a la dupla Loncon-Bassa hace a muchos temer por la suerte que podrían correr los artículos propiamente constitucionales, que, conforme al sistema acordado, deben obtener 2/3 de apoyo o serán rechazados inapelablemente.

La mayoría que se expresó en la elección de la nueva presidenta es apenas suficiente para alcanzar el 50% de los convencionales. Una expresión mayoritaria más clara sí se evidenció en la elección del vicepresidente, donde esta vez sí concurrieron los convencionales del Frente Amplio y del colectivo socialista a brindar su apoyo.

Está claro que el eje FA-PS -que funcionó en la primera fase de la convención y que se expresó en la mesa directiva saliente-, dejó mucho que desear en las preliminares de esta segunda y decisiva etapa.

De hecho, quedó excluido de la mesa perdiendo su influencia sobre el grupo de Independientes No Neutrales, que era su aliado natural, y que esta vez corrió exitosamente con colores propios, instalando a uno de los suyos en la vicepresidencia.

El Partido Comunista, en cambio, parece ser un claro vencedor ya que finalmente se impuso su tesis de levantar una mesa “transformadora”, en oposición a una “centrista” que sería la que propiciaba el FA y el PS.

Mostraron los comunistas mucho más oficio político y capacidad de articulación, sorprendiendo a quienes hasta ahí se sentían los encargados de la gobernabilidad de la asamblea. Ahora, esta está sustentada en el acuerdo de los diferentes grupos independientes originados en torno a las protestas del 2019, a las luchas regionales, identidades de género y rechazo a los partidos políticos.

No será fácil sostener esas alianzas, como lo demostraron las ocho rondas de votaciones que precedieron a la elección de María Elisa Quinteros, en que la impericia, el sectarismo y la búsqueda de relevar la propia identidad mostró su peor faceta.

Apruebo Dignidad, la coalición que gobernará a partir de marzo, le debe una explicación al presidente Boric y al país. Mientras el presidente electo busca ampliar creativamente la base de sustentación de su gobierno para poder impulsar las reformas prometidas, sobre la base de distintas alianzas con distintos niveles de compromiso, su propia coalición no ha funcionado como tal en la Convención.

Parece un espécimen bicéfalo en que cada sector -el PC y el FA- disponen de aliados externos para un combate por la hegemonía del proceso. Estas tensiones, si no se actúa con una verdadera cultura de coalición, irán acrecentándose, convirtiéndose en una pesadilla para la gestión del gobierno y la obtención de mayorías en el Congreso Nacional.

Apruebo Dignidad tiene una responsabilidad frente al país. Nada positivo puede resultar del gallito permanente al interior de una alianza de gobierno. Chile ya conoció en tiempos de la Unidad Popular, las consecuencias de un sistema de alianzas fallido, en donde los partidos de la coalición se enfrentaron duramente con tesis irreconciliables que terminaron paralizando al gobierno y dejando en la completa soledad al presidente Salvador Allende.

Por el contrario, los años de la transición a la democracia mostraron que es posible hacer una coalición y gobiernos consistentes. Apruebo Dignidad debe saber que hay mucho que aprender de nuestra historia reciente.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Diciembre 8, 2022

Natalia González y acuerdo constitucional: “O queda bien diseñado o mejor no avancemos pues empujaremos al país a una desgracia social”

Este mes dejará la Subdirección de Libertad y Desarrollo, pero seguirá siendo parte del Consejo de Políticas Públicas. Sobre el Presidente Boric dice: “Me llama la atención la liviandad con la que dice, cerrémoslo, aunque sea imperfecto”. Y agrega que “el Congreso tiene el poder constituyente derivado, es un órgano legítimo, democrático y electo por […]

Marcelo Soto

Diciembre 8, 2022

Pepe Auth y diálogo constitucional: “La participación de Boric para abanderarse con una u otra posición es cuestionable”

El ex parlamentario cree que Boric hace bien en apurar un acuerdo constitucional, pero no debe identificarse con una fórmula específica. “Su legado será evaluado por dos cosas: la nueva Constitución y la reforma previsional. Y no puede fracasar en ninguna de ambas”.

Ex-Ante

Diciembre 8, 2022

Fitch mantiene la credibilidad en la política fiscal chilena, evalúa que Boric muestra “signos de moderación” y advierte sobre incertidumbre constitucional

Ministro de Hacienda, Mario Marcel. Créditos: Ministerio de Hacienda

Una de las tres mayores clasificadoras de riesgo del mundo conserva la nota ‘A-‘ para Chile, que se basa en la confianza en el manejo fiscal. Prevé que el Plebiscito para una nueva Constitución se efectuaría a inicios de 2024.

Coordinador incidencia Nuevo Trato

Diciembre 8, 2022

El presidente de la niñez. Por Alvaro Garcia Mintz

Crédito: Agencia Uno.

El presidente sabe que necesita resultados para generar un legado y que ello exige escoger las batallas que le permitan aunar voluntades políticas diversas. Transformar este gobierno en el  gobierno de la niñez permitiría armonizar las almas y agendas del ejecutivo en torno a una misión y narrativa común.

Mario Gálvez

Diciembre 8, 2022

Comisión Investigadora sobre rol del gobierno en seguridad: Críticas al rol del M. de Justicia, la ANI y Migraciones

La ministra Tohá ha concurrido a las sesiones de la comisión especial. En la foto, junto a los parlamentarios miembros (de izquierda a derecha) Flor Weisse, Joanna Pérez, Jaime Araya y Francisco Pulgar.

Entre el lunes 19 y el martes 20 de diciembre los diputados miembros de la instancia revisarán los antecedentes y redactarán el informe que contendría un diagnóstico negativo del papel que han cumplido los organismos encargados del cumplimiento del resguardo de la seguridad pública. Aumento de la delincuencia, terrorismo, inmigración ilegal y crisis penitenciaria figurarían […]