Agustín Squella: “La ex Convención estuvo cargada de un lado, y ahora es muy posible que el Consejo se cargue del otro”

Marcelo Soto

El destacado profesor de Derecho, escritor y porteño de toda la vida, Agustín Squella, fue de las pocas voces autocríticas -entre los que participaron como convencionales- del anterior proceso constitucional. Cuestionó la soberbia de la izquierda y teme que pase lo mismo, pero con el sesgo contrario, en la elección del 7 de mayo y en lo que viene después. Y lamenta que “el diseño constitucional se parece en mucho a cómo jugábamos al fútbol antes de Bielsa: con mucho pasecito para el lado, también para atrás, siempre buscando la seguridad del arquero propio en vez de avanzar hacia el otro arquero”.


 

-Al mirar hacia atrás, ¿se siente fracasado por el rotundo triunfo del Rechazo?

-Para mí tuvo sentido postular a la Convención Constitucional, trabajar en ella y asumir ahora las consecuencias. El éxito no es la única medida del sentido de las tareas que emprendemos en la vida.

-¿La Convención es una etapa que recuerda con desasosiego? ¿Cuáles episodios le producen mayor inquietud? ¿Valió la pena tanto esfuerzo?

-Me gusta esa palabra: desasosiego. Lo sufro desde los 12 años, y eso es raro en un medio donde lo que predomina son los caracteres complacientes y seguros de sí mismos hasta límites descomunales y que proliferan en todo el espectro político nacional. ¿Quién duda en este país? Bolaño decía que leyendo se aprende a dudar y como en Chile se lee muy poco… Agrego que lo peor que hicimos en la ex Convención fue la manera altanera y desafiante como llevamos el proceso. Reitero, sin embargo, que para mi tuvo sentido estar en ella y que nunca pensé tampoco que íbamos a trabajar como si nos encontráramos en una hospedería de los Alpes suizos.

-Según encuestas, hay bajo interés en el actual proceso constituyente. ¿Teme que le reste legitimidad?

-El actual desgano constitucional de la población está precedido por muchos factores: estallido social, pandemia, crisis económica, propuesta constitucional fallida, grave crisis de la seguridad, descontrol migratorio, representantes políticos entre rabiosos y confundidos, situación mundial más que peligrosa desde el punto de vista bélico. Todo eso pesa mucho sobre la población. Pero también es cierto que muchas veces tenemos partida de caballo inglés y llegada de burro. Nos asustamos prontamente de nuestras decisiones y damos marcha atrás, que es como asustarse de la propia sombra.

-Algunos analistas plantean que van a ganar los extremos, ya que estamos en un escenario polarizado. El partido más votado podría ser Republicanos. ¿Qué consecuencias tendría esa victoria?

-¿Cuándo y dónde la política ha dejado de estar más o menos polarizada?  La política es una actividad entre rivales y no se parece en nada a un cuadro de ballet. Lo malo no es la polarización, sino la mala calidad de la política. Se dice en el Congreso Nacional que en el gobierno hay mucho alumno en práctica, ¿y cómo andamos por casa? Y en esto de los extremos, su pregunta me permite agregar que derecha e izquierda no son extremos y que, por lo mismo, ser de una u otra no transforma a nadie en un extremista y ni siquiera en un inmoderado.

Hay también la extrema derecha y la extrema izquierda, y por algo se llaman así. Por eso es que me resulta muy rara la moda de sugerir que uno es moderado si se declara de centro derecha o de centro izquierda. Bueno, alguna vez tuvimos un partido de centro-centro. ¿Se ha dado cuenta también de que declararse pesimista sobre el país se ha transformado en un tic al que se recurre para aparentar que se es inteligente, que a uno no le meten el dedo en la boca?

-Según Pepe Auth, Chile Vamos tendría un 27%, Republicanos 20% y el Partido de la Gente 14%. Es decir más del 50%, un resultado probablemente histórico. ¿Piensa que hay una ola conservadora en el país que se verá reflejada en el texto constitucional?

-La ola conservadora es un hecho, desde siempre en las elites, y en este momento también algo más abajo, pero ojalá no se trate de un tsunami. En su base social, este país se viene liberalizando  desde hace bastante tiempo, pero las elites no ceden y se comportan como cucos, movidas las más veces por sus intereses que por creencias, ideas, valores o principios. ¿Resultados electorales? Se han vuelto demasiado imprevisibles como para andar tocando la corneta ante cualquier nueva votación popular.

-El Partido Comunista podría tener una votación no menor, incluso arriba del PS. Apruebo Dignidad superaría a Socialismo Democrático. ¿Es probable que se instale en el Consejo Constitucional un diálogo de sordos? ¿Fue algo que observó en la Convención anterior?

-Evitaría tantas conjeturas electorales. Mi esperanza es que el próximo Consejo Constitucional (¿Se ha fijado usted que ahora no tenemos una “Convención”, sino un simple “Consejo?”) exprese una marcada y a la vez fiel y equilibrada representatividad  de lo que es la diversidad política, cultural y social del país. La ex Convención estuvo cargada de un lado, y ahora es muy posible que el Consejo se cargue del otro. Lo impresentable es que el mismo sector que denunció como una desgracia  un cierto sesgo de la ex Convención esté ahora sobándose las manos porque en el caso del nuevo Consejo el sesgo podría resultar a su favor. Puro maniqueísmo no más.

-Los temas que más preocupan a los chilenos son los de inseguridad. No sólo eso, sino que ya es común hablar de crimen organizado, mafias y bandas narcos extranjeras. Eso, sumado al auge del populismo, ¿hace previsible que surja un Bukele chileno?

-Hay algunos antiguos y también recientes postulantes presidenciales de muy bajas calorías, pero nunca tanto como un Bukele. El crimen organizado, las mafias y las bandas de narcos se veían venir desde hace mucho tiempo. Son casi una parte de la globalización. ¿Y qué hicimos? Tal vez pensamos que estábamos protegidos por la Cordillera de los Andes y por el Océano Pacífico. Así de ingenuos e imprevisores han sido nuestros gobiernos (todos) y también nuestras policías. ¡Si ni siquiera estábamos bien preparados para controlar la violencia en La Araucanía!

-¿Cuál es su opinión sobre la propuesta de la Comisión Experta? ¿Se parece mucho a la actual Constitución? ¿Debería ser un punto de partida o una hoja de ruta?

-Se parece, y eso era previsible atendido el  modelo que se adoptó para esta fase del proceso. Se trata de reemplazar la Constitución de una dictadura (llevamos 43 años con ella), pero también se trata de darnos una Constitución para este siglo y los problemas y desafíos que está trayendo consigo. En materia constitucional, y por mucho que no vayamos a cambiarla por otra (enhorabuena), no nos podemos reducir a un saludo a la bandera.

-Aunque fue elogiada al principio, la Comisión Experta no estuvo exenta de críticas. Bettina Horst (Ind.-UDI) dijo: “Aquí algunos plantean que lo que se votó fue en un contexto de presión para poder mostrar avances. Bueno, si eso no se sostiene en el tiempo, perfectamente podemos llegar con un texto en blanco al 6 de junio”. ¿Es un riesgo real? ¿Teme un nuevo fracaso?

-Si la Comisión Experta entregara una hoja en blanco a al futuro Consejo Constitucional, cosa que no creo ni deseo, sería la mejor prueba del rarísimo y altamente defensivo diseño que se hizo de esta fase del proceso. Un diseño que se parece en mucho a cómo jugábamos al fútbol antes de Bielsa: con mucho pasecito para el lado, también para atrás, siempre buscando la seguridad del arquero propio en vez de avanzar hacia el otro arquero.

Para seguir leyendo entrevistas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Mayo 21, 2024

Vivir en un “ruco”: el complejo desalojo de las carpas del Parque Forestal y Barrio Yungay

Aunque fue criticada al principio de su gestión por mano blanda contra el comercio callejero y las carpas -o “rucos”- de indigentes, Irací Hassler (PC) ha hecho varios operativos para despejar algunos sectores. Para Mario Desbordes (RN), sin embargo, Santiago vive “un ambiente de absoluta pérdida de control, de ausencia de Estado”. Los vecinos alegan […]

Baltazar Silva, desde Madrid

Mayo 21, 2024

Milei como gran protagonista y Kast con un rol a la altura de Meloni y Le Pen: la trastienda de una cumbre que desató controversia

El pasado fin de semana, Madrid fue testigo de un evento que reunió a los más importantes líderes de derecha  en el Viejo Continente y el mundo a sólo semanas de las elecciones europeas. En palabras de VOX, partido organizador, se trató de “una convención de patriotas”. Pero las consecuencias de los discursos continúan resonando […]

Alexandra Chechilnitzky

Mayo 21, 2024

Cómo Ripamonti apuesta a ganar reelección en Viña del Mar en medio de roces con el gobierno por reconstrucción

A cinco meses de las municipales, en el entorno de la alcaldesa de Viña del Mar señalan que el principal desafío es la reconstrucción de los barrios afectados por el megaincendio de febrero. Macarena Ripamonti buscará en octubre ser reelecta en su cargo y para ello pondrá el foco en las obras realizadas durante su […]

Marcelo Soto

Mayo 20, 2024

Max Colodro: “Kast está cometiendo el mismo error de Boric, que es refugiarse en los aplausos de la barra brava”

Doctor en Filosofía y académico de la UAI, Max Colodro critica las declaraciones de José Antonio Kast sobre el supuesto travestismo político del Presidente y sostiene que hay una falla general de la derecha: “Su falta de prolijidad, de generosidad, han impedido construir acuerdos en materia municipal”.  Pero -añade- el oficialismo “ha abusado de la […]

Alexandra Chechilnitzky

Mayo 20, 2024

Por qué Jorge Sharp desistió de ir a la reelección en Valparaíso y su apuesta por el Senado

Créditos: Agencia Uno.

Luego de dos periodos como alcalde de Valparaíso y tras varias semanas de conversaciones con su círculo más cercano, Jorge Sharp decidió no ir a la reelección y levantar el nombre de su asesora, Carla Meyer. Detrás de la decisión tomó en cuenta varios factores. A continuación la trama de una historia que sigue abierta.