Julio 12, 2021

Primarias: 20 cosas que hay que saber de Joaquín Lavín

Ex-ante
Crédito: Agencia Uno.
  1. Su padre, el alcalde. Joaquín Lavín nació en 1953 – cumple 68 años en octubre- en Portezuelo, un pueblo que ahora tiene unos 5.000 habitantes, a 34 km de Chillán, donde su padre fue nombrado alcalde en 1973 y en los 80′ y en los 90′ lo gobernó en total 10 años. El ahora precandidato abandonó la casa paterna para cursar la enseñanza media en Santiago. Su vocación por la política fue precoz, así como sus inclinaciones religiosas. A fines de los 60′ se integró al grupo religioso ultraconservador Fiducia y tras el golpe de 1973 ingresó al movimiento gremialista liderado por Jaime Guzmán.
  2. Los años en Chicago. Estudió Economía en la Universidad Católica, donde entró 1971, a los 18 años, y tras graduarse fue contratado como asesor en el Ministerio de Planificación, en 1975. Ese mismo año se casó con María Estela León, a quien conoció en la universidad y con quien tendría 7 hijos. Ella dejó la universidad para acompañarlo a Chicago a cursar un Máster en Economía. León también provenía de una familia conservadora: su padre fue militante de Patria y Libertad.
  3. La revolución silenciosa. A su regreso de Chicago, en 1979, asumió como Decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Concepción. Entre 1981 y 1986 asumió como Editor de Economía y Negocios de El Mercurio, sección que modernizó con un enfoque más volcado al mundo de los negocios que a la Economía. En 1988, en medio de la campaña para el plebiscito -en el cual votó por el Sí, de lo que después diría que se arrepintió- publicó el libro La Revolución Silenciosa, una obra concentrada en elogiar la política económica del régimen de Pinochet.
  4. “El gallo de pelea”. El último capítulo de su ideario apegado estrictamente al mundo más conservador fue su fallida candidatura a diputado por Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea bajo el slogan “Un gallo de pelea”. Su derrota a manos de Evelyn Matthei y Eliana Caraball lo marcaría profundamente. Según sus cercanos fue un golpe del que le costó reponerse. Más adelante sufriría varios otros y la resiliencia sería una de sus fortalezas destacadas tanto por aliados como adversarios.
  5. Nace el cosismo. La vida política de Lavín empezó a cambiar cuando venció las elecciones para alcalde de Las Condes en 1992. Gobernaría la comuna durante nueve años bajo un estilo que terminó por introducir un nuevo léxico en la política chilena: “el cosismo”. La fórmula consistía en cambiar el eje de la discusión desde lo ideológico a los problemas cotidianos de las personas: empleo, seguridad ciudadana, salud, educación y otros temas. En esa nueva estrategia jugó un papel clave el entonces concejal Francisco de la Maza. Sus adversarios la veían como una forma de desviar la atención de los temas ideológicos dado que la derecha parecía destinada a ser minoría por mucho tiempo.
  6. A 31 mil votos de Lagos. Lo cierto es que durante los siete años como alcalde de Las Condes “el cosismo” de Lavín lo catapultó a nivel de figura nacional y lo convirtió en el candidato presidencial de la derecha en las elecciones de 1999. Su adversario era Ricardo Lagos, cuyos partidarios estaban seguros que ganaría los comicios, tal como en su momento lo hicieron Patricio Aylwin y Eduardo Frei Ruiz-Tagle. La sorpresa fue mayúscula cuando en la primera vuelta Lagos ganó por solo 31.000 votos. Finalmente, Lagos ganó en segunda vuelta, pero a partir de entonces la política que había prevalecido desde los 90′, de campañas basadas en los grandes temas políticos y la hegemonía absoluta de la Concertación, cambió. El lema de Lavín fue “Viva el Cambio”.
  7. El gran paso en falso. Al año siguiente, Lavín dio uno de los grandes pasos en falso de su carrera (el otro fue su candidatura a senador por la V Región en 2009, cuando fue derrotado por Francisco Chahuán): ser candidato a la alcaldía de Santiago. Si bien ganó la elección, no tuvo una gestión exitosa. En parte porque Santiago es una comuna que depende mucho del gobierno central, entonces en manos de la Concertación. En parte también porque ya era visto como un seguro candidato a las elecciones presidenciales del 2005 y sus adversarios ya no subestimaban su potencial.
  8. Cita con Fidel Castro. Se reunió en febrero de 2002 con Fidel Castro, molesto entonces por las posiciones que había adoptado el gobierno de Lagos frente a Cuba en organismos internacionales. La cobertura que acaparó la visita de Lavín a La Habana dejó en un segundo plano una visita de Lagos a Europa, mientras la UDI pedía aumentar la presión a la isla por haber acogido a los frentistas condenados por el crimen de Jaime Guzmán. Lavín viajó junto a Manuel José Ossandón y Max Marambio, el chileno más cercano a Castro, y, junto con cruzar las fronteras ideológicas, dio muestras de independencia y pragmatismo. El alcalde le pidió información a Castro, como solicitaba la UDI. Le respondieron que los ex FPMR no estaban en Cuba. En su visita a La Habana cultivó especial empatía con el ex vicepresidente Carlos Lage y el ex canciller Felipe Pérez Roque, dos hombres del círculo de hierro de Fidel que, con la llegada de Raúl Castro, fueron destronados del poder.
  9.  El caso Spiniak y los vaivenes con Piñera. En un intento por frenar la guerra civil en la derecha, dio un golpe de timón, pidiendo la renuncia de los entonces presidentes de la UDI y RN: Pablo Longueira y Sebastián Piñera, quienes fueron reemplazados por Jovino Novoa y Sergio Diez, respectivamente. Su carrera por llegar a La Moneda se truncó por segunda vez en 2005, cuando Piñera se levantó sorpresivamente como el candidato de Renovación -que en principio apoyaba al hoy abanderado de la UDI- y pasó a segunda vuelta junto a Michelle Bachelet. “El 99 sabía que Lavín podía ganar, por eso me bajé. El 2005 tuve la convicción de que yo podía ganar, por eso competí”, ha comentado Piñera a sus cercanos. “Él me comentó que había escuchado por radio que yo le pedía que renunciara a la presidencia de RN; después yo vi por TV que él era candidato presidencia…así que estamos a mano”, dijo Lavín tiempo después. Salió tercero.
  10. La agenda de DDHH. En octubre de 2006 hizo un mea culpa frente a las violaciones a los DDHH en el régimen de Pinochet, a quien fue a visitar cuando estuvo detenido en Londres. En un seminario realizado por la U. Alberto Hurtado señaló: “Siento que las personas que adherimos al gobierno militar tuvimos anteojeras ideológicas y no vimos o no creímos muchas de las cosas que el resto de Chile estaba viendo o viviendo en ese momento. Y, en ese sentido, también tenemos que hacer un nunca más”. “¿Su nunca más fue mal visto en la UDI?”, le preguntaron en esos días. “Sí, fue un poco mal recibido”, respondió.
  11. “Bacheletista-aliancista”. En octubre de 2007 dio otro paso en su tránsito por las barreras entre los bloques de izquierda y derecha. “Yo a la Presidenta Bachelet francamente le creo, le creo todo, me defino como bacheletista-aliancista”, dijo. La frase generó una airada reacción en parte de su sector. Dos meses antes, invitado por Bachelet a formar una comisión de gobierno, el candidato produjo un terremoto político al aceptar inmediatamente la oferta. “Si se trata de la pobreza soy un boy scout”, planteó, negando que su decisión obedeciera al llamado “síndrome de la pérdida de poder”.
  12. Respaldo a Yasna Provoste. En 2008, la derecha impulsó una acusación constitucional contra la entonces ministra Yasna Provoste, quien quedó destituida de su cargo e imposibilitada de ejercer cargos públicos por cinco años. Pese a los reclamos de su sector, Lavín no apoyo el libelo contra Provoste, una de las tantas veces en que se desmarcó de posiciones de su sector sin pagar costos que a otro político de derecha le abrían costado caro. Otro ejemplo de ese comportamiento fue cuando anunció que apoyaría el primer retiro de fondos de las AFP en el actual gobierno.
  13. Ministro de Piñera. Sin posibilidades de una postulación a La Moneda, en las elecciones parlamentarias y presidenciales del 2009 Lavín optó por apoyar a Piñera y éste lo nombró ministro de Educación. Ahí enfrentó otro revés: en medio de las protestas del 2011 reveló que había vendido sus acciones de la Universidad del Desarrollo – en medio de los cuestionamientos al cumplimiento de la ley que prohíbe el lucro en la educación- y terminó abandonando la cartera. El 2011 asumió como Ministro de Desarrollo Social, lo que motivó en su ceremonia de toma de posesión una frase irónica del Presidente Piñera: “Ministro, finalmente llegó a La Moneda”, aludiendo a que la sede de Desarrollo Social está en el palacio presidencial. En noviembre de 2013, abandonó el ministerio para convertirse en generalísimo de la campaña de Evelyn Matthei, cuya derrota ante Michelle Bachelet era dada por segura, tal como ocurrió. Matthei siempre ha reconocido que fue uno de los pocos del sector que se mantuvieron leales a ella hasta el final.
  14. Lejos de la política y regreso a la alcaldía. Luego vino otro momento complicado en su carrera: sin más opciones políticas en ese momento, asumió como Decano de la Facultad de Negocios de la UDD. Quienes convivieron con él en esa época, lo recuerdan como una persona desanimada, como un pez fuera del agua en el mundo académico, fuera del mundo político que es lejos lo que más lo hace vibrar. Regresaría el 2016 reeligiéndose alcalde de Las Condes y, como siempre, mirando hacia La Moneda.
  15. Círculos de confianza. Lavín es un político que trabaja con equipos reducidos. A partir de 1992, su asesor más cercano fue Francisco de la Maza, a quien conoció ese año como concejal. Pero la persona más cercana a él era Ernesto Silva Balafalluy. Ambos integraban el grupo de los “samurai”, en el que también estaban Carlos Alberto Délano, socio de Penta, Gonzalo Cordero y Cristián Larroulet. Hoy la persona que más influye y más consulta es Ernesto Silva hijo, pero también integran su círculo cercano De la Maza y Gonzalo Müller.
  16. Su relación con Piñera. Nunca ha sido muy fluida, en parte porque tienen personalidades demasiado distintas. Lavín no tiene la obsesión por competir en todo y en cualquier terreno con los demás que ostenta el Presidente. Pero en el actual gobierno han surgido discrepancias más de fondo. El antes y después fue el apoyo de Lavín a la propuesta del primer retiro de fondos de las AFP. Hasta entonces acostumbraban conversar con cierta habitualidad, lo que cesó bruscamente. Es más, en el entorno de Lavín están convencidos de que quien alentó a Evelyn Mathhei a lanzar su candidatura fue el Presidente. También están convencidos que el candidato del Presidente es Sebastián Sichel.
  17. Alianza con Desbordes. Con quien sí tiene una gran sintonía -una verdadera alianza estratégica- es con Mario Desbordes. Aunque tienen diferentes estilos, comparten el diagnóstico de que la derecha debe tener una mayor preocupación social, especialmente en lo que se refiere a las aspiraciones de la clase media. Fueron los únicos del sector que tras el estallido social no pusieron el énfasis solo en la violencia, sino también en las demandas de cambios. Se da por hecho de que si Lavín logra llegar a La Moneda, Desbordes ocupará un cargo ministerial importante.
  18. Integración social. En esta tercera campaña presidencial, uno de sus principales pilares estratégicos son abogar por una mayor integración social del país, que inició con su iniciativa de construir un conjunto habitacional para sectores de menores recursos en la Rotonda de Atenas, y le ha dado continuidad con la promesa de que en su gabinete habrá una proporción equitativa de personas de Santiago y de regiones, así como ex alumnos de colegios privados, de particulares subvencionados y de liceos públicos.
  19. Polarización con Jadue. Su estrategia electoral es polarizar con Daniel Jadue, señalando que la dicotomía que enfrenta Chile es hacer cambios en armonía y sin violencia o elegir un candidato comunista que tensionaría más al país. Por lo mismo, su gran argumento para justificar que es el candidato más adecuado para Chile Vamos es que el sería con mejores condiciones de derrota a Jadue.
  20. Matrimonio igualitario. Si bien la principal característica que se le reconoce a Lavín -para bien o para mal- es su pragmatismo para adaptarse a nuevas circunstancias, uno de los temas en los cuales no varió sus posturas en los últimos años fue su oposición al matrimonio igualitario, aunque defiende el derecho de firmar un contrato de vida en común y de adoptar por parte de homosexuales. Su explicación para eso es que sigue la doctrina cristiana. Pertenece al Opus Dei desde los años 70. Sus cambios de postura en otros temas los ha explicado así: “Evidentemente a uno la vida le va enseñando y uno va cambiando. Son experiencias, uno no es igual a los 40 años que a la edad que tengo ahora”.

Publicaciones relacionadas

Ex-ante

Septiembre 10, 2021

El error del PC que tiene en vilo la candidatura senatorial de Sebastián Depolo, un influyente del Frente Amplio

Sebastián Depolo, fundador de RD y exjefe de campaña de Beatriz Sánchez. Foto: Agencia Uno

La lista al Senado del FA-PC fue este viernes completamente aceptada por el Servel, salvo la candidatura de Sebastián Depolo, ex jefe de campaña de Beatriz Sánchez, debido a que los comunistas no ratificaron su postulación. “Faltó un click”, admitió Guillermo Teillier, quien también corre por un cupo en la Cámara Alta por la RM. […]

Jorge Poblete

Septiembre 10, 2021

La CAM extiende su radio de violencia (y los ataques que se adjudicó en las últimas horas en la Zona Macrosur)

Héctor Llaitul en una conferencia de prensa en Santiago el 15 de febrero de 2018. Foto: Agencia Uno.

La Coordinadora Arauco Malleco —grupo radical encabezado por Héctor Llaitul— se atribuyó la quema de un camión forestal realizada el jueves 9 en un sector rural de la comuna de Los Ángeles, Región del Biobío, donde el gobierno no había registrado atentados anteriormente. El ataque fue reivindicado por el Órgano de Resistencia Territorial Toño Marchant […]

Ex-ante

Septiembre 10, 2021

Por qué el Tricel reincorporó a Enríquez-Ominami como candidato presidencial en forma definitiva (y los costos que pagó por tomar el camino propio)

Foto: Agencia Uno

El Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) revocó la sentencia de un tribunal regional que excluía la candidatura presidencial de Marco Enríquez-Ominami (PRO) de la carrera presidencial, con el argumento de que bastaba el veredicto de absolución en el caso OAS para que recuperara su derecho a sufragio. Competirá así por cuarta vez consecutiva a La […]

Jaime Sánchez

Septiembre 10, 2021

Caótica semana en la Convención: Discusión por reglamento se complica y amenaza con llegar a tribunales

Crédito: Agencia Uno.

Este viernes, ad portas de aprobar el reglamento, al interior de la constituyente el debate volvió a complicarse. No pocos avizoran para la próxima semana una intensa discusión para definir las normas que deberán votarse por 2/3 de los constituyentes, debate que desde la derecha advierten que podría judicializarse. Chile Vamos pedirá que se vote […]

Alex von Baer

Septiembre 10, 2021

La reticencia de sectores del PS a la candidatura de Provoste y los gestos a Boric que molestan a la DC

Mahmud Aleuy, exsubsecretario del Interior de Michelle Bachelet; Manuel Monsalve, diputado y exjefe de campaña de Narváez; y Maya Fernández, diputada PS. Fotos: Agencia Uno

Hasta ahora Maya Fernández Allende es la única figura PS que ha hecho gestos a Gabriel Boric, pero esta semana se evidenció que hay un sector del partido (en que está Mahmud Aleuy) que no está con la abanderada que respalda el PS, Yasna Provoste, y que pide libertad de acción. Aún son minoría, pero […]