Mayo 2, 2021

Juan Cristóbal Guarello: “Hay vínculos, pero las barras bravas todavía no se convierten en grupos narco”

Pedro Schwarze
Creative Commons

Para el periodista deportivo las barras bravas chilena aún no llegan al nivel de las de Argentina, donde actúan como brazo o soldados de los grupos narco y criminales. Por lo mismo resulta importante impedir que el “núcleo duro transforme esto en un negocio de la violencia” como ya pasa el país vecino, asegura Guarello, quien publicó este año su libro País Barrabrava.

¿Por qué las barras bravas se involucraron en las protestas a partir del 18 de octubre de 2019?

Porque fueron parte de la sociedad, sobre todo de los estratos más populares. Pero nunca fueron sectores ideologizados o que tuvieran un plan político determinado. Siempre al interior de las barras bravas convivieron distintas ideologías. Por mucho tiempo, incluso, con dominio del pinochetismo, y también gente sin ideología específica. No tenían un modelo de país o de sociedad ni un análisis más profundo de la contingencia. La ideología de la barra siempre va a ser la barra. Cuando hay un momento de tensión social extrema, evidentemente que las barras bravas iban participar, pero nunca fueron motores de esto.

Pero en las protestas llamó la atención que, si bien no había banderas partidarias, sí había banderas chilenas, mapuches y de Colo Colo y la U de Chile. ¿Eso indica la presencia de esas barras?

Pero esas banderas las puede llevar cualquiera. Eso no quiere decir que las barras bravas hayan estado presentes. Se tiende a confundir el hincha con el barrabrava. Las barras bravas tienen estratos: están los periféricos, que son los hinchas normales, que se sienten parte; luego los militantes, que son los piños, grupos más organizados, y el núcleo duro, que siempre actuó con mucha habilidad en los momentos de mayor tensión política, y funcionaban para hegemonizar la marcha en la Plaza Italia, fundamentalmente, tomarse el monumento a Baquedano y transformarlo en un símil del centro de la barra. Y por eso se alternaban las barras, no se juntaron casi nunca. Cuando se juntaron hubo puñaladas, hubo incidentes serios.

¿Cómo se financian las barras bravas?

Hay muchas formas. Les piden plata a los jugadores, reciben plata de los clubes a través de entradas, evidentemente hay tráfico de drogas, pero a menor escala. No es un súper negocio ser barra brava. No se crea que hay una súper estructura delictual. No es así. No es tan simple. Como no son grupos de revolucionarios tampoco son una manga de delincuentes.

¿El narcotráfico no es fundamental en su financiamiento?

Que haya vínculos de barristas con el narcotráfico, eso tiene que ver fundamentalmente con la convivencia en sectores periféricos donde el narcotráfico tiene peso. Pero yo no tengo a esta altura ninguna prueba que las barras sean soldados del narcotráfico ni de la delincuencia común.

¿La vinculación con los grupos narco es a nivel personal?

Sí hay barrabravas que tienen vinculación con el narcotráfico, pero las barras bravas todavía no se transforman simplemente en un grupo narco. No hay pruebas. Ahora, que tienen otras formas ilegales de recaudar, las tienen.

¿Las barras bravas están detrás de los saqueos?

Puede ser que algún piño haya organizado saqueos, pero en general muchos de los saqueos fueron articulados por vecinos y por otros por grupo criminales organizados. Que haya habido gente de las barras que estuvieron ahí también puede ser, pero no es que las barras bravas hayan sido los grandes articuladores de los saqueos.

¿Las barras bravas se reparten los territorios?

Sí, por supuesto. Con rayados. Los marcan.

¿Qué implica esa división de los territorios?

No es el control del territorio. No es que estén cobrándole “peaje” a las personas o una especie de “seguro” al comercio. No va por ahí. En general, lo de la barra brava es una demostración de identidad, de sentirte más hombre, más “bacanes”, más “choros” y decirle al de la otra camiseta que no es hombre. Eso es. A partir de eso hay un grupo que hace un negocio.

¿Los integrantes de los núcleos duros viven de ser barrabrava?

Sí. Hay gente que vive de ser barrabrava, y en distintos niveles. Llego un momento que fue una especie de industria. Pero después las barras entendieron que esto de posar de Don Corleone en los medios, era muy mal negocio. Ahora los liderazgos son “camuflas”.

¿Entonces la situación de las barras bravas en Argentina no tiene mucho que ver con lo que pasa en Chile?

Tiene que ver, pero en Argentina las barras bravas tienen otro desarrollo, mucho más amplio. Ellos han llevado el negocio y la violencia a otra escala. Esa demonización excesiva de que son poco menos que son como Los Zetas o el Cartel del Golfo (ambos de México), no son eso. De la misma manera que esa sacralización infantil y deshonesta de suponer que son grupos conscientes y luchadores, tampoco, por ningún motivo.

¿Qué se debe hacer con las barras bravas? ¿Encauzarlas, reprimirlas, controlarlas, reducir su influencia?

Ellos son una parte de la sociedad y combatirlos frontalmente es una idiotez. Lo que hay que evitar es que esto se transforme… Esto responde a una realidad social. Pero lo que no es aceptable es que haya un núcleo duro que transforme esto en un negocio de la violencia. Es ahí donde se complica todo.

¿Eso no pasa?

Sí, eso ya pasa, pero no a la escala de Argentina.


Publicaciones relacionadas

Jorge Poblete

Septiembre 10, 2021

La CAM extiende su radio de violencia (y los ataques que se adjudicó en las últimas horas en la Zona Macrosur)

Héctor Llaitul en una conferencia de prensa en Santiago el 15 de febrero de 2018. Foto: Agencia Uno.

La Coordinadora Arauco Malleco —grupo radical encabezado por Héctor Llaitul— se atribuyó la quema de un camión forestal realizada el jueves 9 en un sector rural de la comuna de Los Ángeles, Región del Biobío, donde el gobierno no había registrado atentados anteriormente. El ataque fue reivindicado por el Órgano de Resistencia Territorial Toño Marchant […]

Ex-ante

Septiembre 10, 2021

Lo que hay que saber de Jorge Durán, el exdueño de discotecas que hoy simboliza a los diputados díscolos de Chile Vamos

El diputado Jorge Durán llegando a Cerro Castillo el 29 de enero de 2020. Foto: Agencia Uno.

El parlamentario de RN que se ha transformado en el rostro del apoyo en el oficialismo a un nuevo retiro de los fondos de pensiones, comenzó a trabajar siendo adolescente, terminó cuarto medio a los 21 años y fue dueño de discotecas. Su carrera política partió como concejal independiente en la lista PPD por Cerro […]

Jorge Poblete

Septiembre 9, 2021

Lo Barnechea: La información tributaria que pidió Contraloría por las donaciones de Anglo American en la era Guevara

El delegado Felipe Guevara fiscalizando los protocolos sanitarios por el retorno de hinchas a los estadios, el 1 de septiembre. Foto: Agencia Uno.

El organismo fiscalizador envió el miércoles 8 un oficio al alcalde Cristóbal Lira (UDI) pidiendo detallar 6 puntos referidos a las donaciones realizadas por la minera al municipio, incluyendo copia de los informes remitidos al SII entre 2009 y 2019. La solicitud fue en respuesta a la presentación de la concejal Teresa Urrutia, también de […]

Ex-ante

Septiembre 8, 2021

Los detalles del tenso tiroteo en que 3 militares bolivianos fueron detenidos en la frontera

El operativo en el desierto de Colchane. Foto: Carabineros de Chile

La búsqueda por el desierto de los presuntos autores de un robo con intimidación de 3 vehículos en la comuna de Colchane se volvió violenta cuando, de acuerdo con la indagación de la fiscalía, militares bolivianos comenzaron a disparar a Carabineros cerca de la frontera, a lo que la policía chilena respondió. Tres efectivos bolivianos […]

Ataques incendiarios en macrozona sur: Causas aumentan 185 por ciento en 3 años y solo 2 terminan en condenas

El ataque incendiario a la casa patronal de un fundo en Lautaro en febrero. Imagen: Captura de video.

Un análisis de 391 causas abiertas entre las regiones del Biobío y Los Lagos mostró que los ataques con elementos incendiarios han aumentado desde 2018, pero que la mayoría de los casos se cierra sin responsables. Un total de 10 causas registró formalizados y 2 condenados. Este tipo de ataques ha sido reivindicado por grupos […]