Febrero 11, 2021

Por qué a Maduro le acomoda el éxodo de venezolanos a otros países

Pedro Schwarze
Nicolás Maduro. Créditos: Agencia Uno.

El régimen, lejos de intentar contener la salida de sus connacionales, en pocas ocasiones se refiere a los más de 5 millones habitantes que han abandonado el país en la última década. Los analistas plantean que esta situación no solo aligera la carga del Estado, golpeado por una profunda crisis, sino que le permite a Maduro esquivar a un mayor número de población opositora o al menos descontenta con su administración. Para algunos, se trata de un efecto espejo de la estrategia que en un minuto desplegó Fidel Castro, quien alentó flujos migratorios hacia EE.UU. Hoy, la mayor cantidad de extranjeros en Chile son venezolanos.

La posición del régimen. Es un hecho que Maduro en pocas ocasiones se refiere a la salida masiva de venezolanos el país y, cuando lo hace, minimiza el problema. De hecho, los expertos sostienen que si no quisiera que sus conciudadanos emigraran ya hubiese cerrado sus fronteras.

  • “No hay ninguna evidencia de la preocupación por parte de Maduro respecto lo que está sucediendo con la emigración venezolana. Todo lo contrario. Esconde las cifras de migración, pretendiendo con ello desconocer la muy grave crisis humanitaria compleja que está obligando a millones de venezolanos a huir del país”, dijo a Ex-Ante la analista y abogada Rocío San Miguel.
  • “Está claro que no hacer nada para enfrentar las causas de la emigración venezolana es una manera muy clara de impulsar y alentar la emigración. Salvo aeropuertos, el control fronterizo para la emigración es prácticamente inexistente”, explicó.

Las cifras de Maduro. Pese a que Naciones Unidas habla de que en la última década han dejado Venezuela más de 5 millones de habitantes, el presidente venezolano minimiza el problema y reduce el número de emigrados. “De la ola de migrantes que se fueron después de la guarimba (protesta violenta) en 2017, 2018, 2019, calcula el Instituto Nacional de Estadística (INE) que eso puede llegar a unos 600.000 venezolanos”, dijo Maduro en enero.

Programa de retorno. Antes de que comenzara la crisis por la pandemia del Covid-19, el Gobierno venezolano había lanzado el plan “Vuelta a la Patria”, para ciudadanos venezolanos que desearan regresar a su país de origen. Según Maduro, 300.000 venezolanos se acogieron a ese programa.

  • Pero en diciembre de 2020, la ONU señaló que al menos 117.000 venezolanos habían emprendido el retorno a su país de origen debido a la situación por la pandemia.

El factor político. Para Rocío San Miguel “la migración podría estar beneficiando a Maduro en el plano interno, pues da por descontando que todos los que migran son contrarios a sus políticas y por tanto potenciales votos en contra”.

  • “El régimen a través de las dinámicas de persecución que utiliza contra la oposición, se convierte en una causa importante de salida (…). Muchos jóvenes que tenían una alta participación política, que eran líderes políticos de barrios, de base, fueron víctimas de persecución, mucho más que los grandes líderes, y han tenido que irse del país o han cesado su actividad política”, destacó Ronal Rodríguez politólogo colombiano e investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario (Colombia).

Sin asistencia. La analista sostuvo que otra evidencia de la falta de interés del Gobierno venezolano por los migrantes “es el abandono al que están expuestos por parte de las embajadas y consulados de Maduro en el exterior. Los trámites se hacen imposibles”.

Las remesas. Los venezolanos que han salido de su país de origen siguen aportando a su economía nacional. Más de 3.000 millones de dólares envían cada año los emigrados a sus familias que aún viven en Venezuela. Un informe del think tank Dialogo Interamericano, de marzo de 2020, hablaba de que en 2019 los venezolanos en el exterior habían enviado remesas por 3.100 millones de dólares. Pero al no existir estadísticas oficiales, esa cifra podría incluso llegar a los 3.500 millones de dólares.

  • El estudio sostiene que los flujos de remesas llegan a más 2 millones de receptores en Venezuela, lo que equivale más del 35% de los hogares del país.
  • Las remesas representarían al menos el 5% del PIB del país.

El espejo cubano. Para Joaquín Villalobos, exguerrillero salvadoreño y consultor para la resolución de conflictos, la crisis migratoria de Venezuela tiene su espejo en Cuba. Si bien, aquella se produjo en distintas oleadas. “La gran diferencia es que Cuba es una isla, Venezuela puede expulsar millones de personas de forma mucho más rápida”, ha dicho al diario español El País.

Tensión con Washington. El régimen de Fidel Castro permitió la salida de cubanos en barcos, botes y balsas en diferentes períodos, y determinante en ello fue la relación con Washington. Si había más tensión, Castro daba manga mancha para la salida y, de esta forma, el estrecho de la Florida se llenaba de cubanos que intentaban llegar a EEUU, como ocurrió en la crisis de los balseros de 1994. Según datos de la ONU de 2020, 1,6 millones de cubanos eran emigrantes (el 14% de la población de Cuba), y el 80% estaban en Estados Unidos.

  • El caso más emblemático de estos flujos migratorios alentados por La Habana fue el llamado Éxodo del Mariel. En 1980 Fidel Castro decidió abrir el puerto de Mariel, a unos 40 kilómetros de La Habana, para quienes quisieran emigrar del país y autorizó el ingreso de embarcaciones desde Estados Unidos para quienes quisiera recoger a sus familiares. El resultado: más de 125 mil cubanos salieron del país y se instalaron en EEUU.
  • Muchos de los cubanos que partieron en esa ocasión era considerados por el régimen cubano como un “peligro para sociedad”, entre los que se contaban disidentes y delincuentes que fueron sacados de las cárceles y llevados hasta Mariel.

Publicaciones relacionadas

Pedro Schwarze

Febrero 28, 2021

Rodríguez Elizondo y lecciones del caso Sendero Luminoso: “Es un paradigma para cualquier país democrático”

José Rodríguez Elizondo

Para el periodista y escritor José Rodríguez Elizondo, los políticos tienen una “tremenda responsabilidad” cuando se demoran en asumir que los fenómenos de violencia incontrolada son temas de Estado, como es el caso de la Arucanía. En su exilio de la dictadura de Pinochet trabajó como periodista en importantes medios de Perú (1976 y 1986), […]

Andres Azocar, CEO Ubik

Febrero 28, 2021

El impacto del conflicto en La Araucania en las redes sociales

Operativo en Temucuicui año 2012. Agencia Uno.

Pese a que las palabras que más se repiten por el conflicto son “Carabineros” y “Gobierno”, durante los últimos meses han ido creciendo “terrorismo” y “violencia”. Otro dato relevante: entre los influenciadores en las redes no aparece ningún parlamentario. Además, lo que se dice del aumento del precio del cobre y el regreso de la […]

Jorge Poblete

Febrero 27, 2021

El plan operativo para el regreso a clases en EEUU y sus paralelos con la situación chilena

Sala de clases EEUU post pandemia. Crédito: EuropaPress.

La prestigiosa agencia de salud estadounidense elaboró una guía práctica para la vuelta a clases en el país norteamericano, que atraviesa por una situación similar a la de Chile: un gobierno que ha priorizado el retorno a las salas, padres preocupados de la salud mental de sus hijos y con un gremio de profesores reacio […]

Josefina Ossandón y Pablo Basadre

Febrero 27, 2021

Los 3 puntos claves que están en juego en el conflicto en La Araucanía, según el Gobierno

Foto de archivo de manifestaciones en Temucuicui. Noviembre de 2020. Crédito: Agencia Uno.

En el Ejecutivo saben que el escenario en la zona Macro Sur cambió. La violencia aumentó considerablemente, apareció con más fuerza el narcotráfico y geográficamente ya se ha reconocido que es más complejo de abordar para las fuerzas de orden público. Piñera ha entregado este análisis en la última semana en las distintas reuniones que […]

Pedro Schwarze

Febrero 27, 2021

Ex ministro neozelandés encargado de pactar con los maoríes: “Las negociaciones han sido pacíficas”

Christopher Finlayson

Christopher Finlayson, ex parlamentario del Partido Nacional (centroderecha), ocupó entre 2008 y 2017 el cargo de ministro para las negociaciones del Tratado de Waitangi desde donde debía impulsar las conversaciones —que se extendieron por décadas— con las tribus maoríes para intentar poner fin a una historia de abusos y discriminación.