Abril 10, 2023

El mito octubrista y un memorial desorientado. Por Ricardo Brodsky

Ex Director del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

No se puede construir memoriales que pueden ser indignantes o francamente provocadores o vejatorios para la mayoría de los santiaguinos que sufrieron y siguen sufriendo las consecuencias de la violencia, de la falta de consideración hacia los otros, de la ausencia de respeto a las instituciones, de la anomia que desde octubre de 2019 se apoderó de las calles. Es difícil entender por qué por enésima vez el gobierno no quiera renunciar a validar el mito octubrista.


En el contexto de la reforma del eje Alameda-Providencia y las iniciativas de recuperación del espacio público vandalizado entre octubre y diciembre de 2019 – que debiera incluir la reconstrucción de iglesias patrimoniales, el museo Violeta Parra, la biblioteca del Parque Bustamante, el cine arte Alameda, diversos edificios, la reparación de los muros, paraderos de buses y veredas de la ciudad, entre todos estos espacios, la recuperación de la entrada principal al metro estación Baquedano – se ha convertido en el principal motivo de controversia.

En efecto, el lugar fue clausurado por aguerridos manifestantes que protestaban contra un hipotético -en realidad manifiestamente falso- centro de torturas al interior de la estación.

El hecho es que, desde hace ya más de tres años, el acceso a la estación del metro se encuentra clausurada y se ha instalado allí una suerte de memorial de las manifestaciones radicales ocurridas en el entorno de plaza Italia o Baquedano: el Jardín de la Resistencia, curiosamente un hermoso nombre para recordar la lamentable Primera Línea.

El subsecretario de derechos humanos afirmó con tono que no dejaba espacio para las dudas, que el gobierno considera la construcción de un memorial al estallido social en plaza Italia.

No es muy claro en qué consiste el proyecto, si tiene o no el obligado acuerdo del Consejo de Monumentos Nacionales, ni quienes de la sociedad civil lo respaldan. Desde luego los ocupantes del “jardín de la resistencia” no estarán nada de contentos con perder el lugar que han resguardado por tanto tiempo.

La alcaldesa de Providencia manifestó que si vamos a recordar, recordaremos las bombas molotov contra carabineros y la destrucción de espacios públicos. Comerciantes del sector dicen que también habría que recordar los sufrimientos y pérdidas que les ocasionaron.

La delegada presidencial, seguramente buscando bajarle el perfil a la polémica, habló de festejar los triunfos deportivos en el memorial. O sea, es un memorial sin un concepto claro, sin idea matriz, sin un propósito definido, sin nada que permita definirlo como un sitio de memoria.

El asunto es que es evidente que un memorial en un punto neurálgico de la ciudad como este requiere de un marco mínimo conceptual que lo justifique y un mínimo de consensos, o al menos de tolerancia, para poder materializarse. A modo de ejemplo de memoriales recientes y que son controvertidos, el Museo de la Memoria y los DDHH, si bien no es compartido en sus principios o manifestaciones por todos los sectores, el parlamento por amplias mayorías o unanimidad aprueba su presupuesto público.

El memorial de Jaime Guzmán, aunque somos muchísimos los chilenos que no comparten sus puntos de vista, valoramos que sus seguidores mantengan un memorial en rechazo del criminal atentado que cegó su vida. En definitiva, la idea básica es que un memorial es un lugar sino sagrado, al menos venerable, noble, respetable por todos, aun por aquellos que no comparten las ideas, los sentimientos o razones que le han dado vida.

Lo que no se puede hacer es construir memoriales que pueden ser indignantes o francamente provocadores o vejatorios para la mayoría de los santiaguinos que sufrieron y siguen sufriendo las consecuencias de la violencia, de la falta de consideración hacia los otros, de la ausencia de respeto a las instituciones, de la anomia que desde octubre 19 se apoderó de las calles.

La alianza fáctica entre ultras, anarquistas, barras bravas y lumpen-consumismo que destruyó los espacios públicos de la ciudad no merece ser homenajeada.

Es difícil entender por qué por enésima vez el gobierno, en medio de un viraje obligado hacia la realidad, no quiera renunciar a validar el mito octubrista. Lo llevan a la Feria del Libro de Buenos Aires como si fuera un gran acontecimiento cultural representativo de la ciudad de Santiago y ahora le quieren dar forma material para convertirlo en un lugar de peregrinación de los que con violencia irracional siguen azotando a los colegios y barrios de Santiago.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Socio Principal de Charme Consultores y Profesor del MPP de la UDP

Mayo 29, 2024

Los sin sentidos del gobierno en la Reforma de Pensiones. Por Alejandro Charme

Crédito: Agencia Uno.

Publicitar medidas no implementadas que ni pretenden aún serlo -como el seguro social- que solo forman parte de un pensamiento ideológico plasmado en un proyecto de ley que ya fue cercenado por el Congreso en primer trámite, y financiada además, con dinero de todos los chilenos, es seguir pavimentando una seguidilla de actividades sin sentido […]

Escritor y columnista

Mayo 29, 2024

Daniel Jadue: El peor de los héroes. Por Rafael Gumucio

Crédito: Agencia Uno.

Jadue es cualquier cosa menos una víctima: Colegio privado, universidad de elite, es cierto, su familia inmigró a Chile y durante algunas décadas infames su colectividad recibió el desprecio del racismo. Pero eso ya no era cierto cuando Jadue pudo bailar un baile típico de su tierra en pleno festival de Viña de la dictadura.

Director de Inversiones de LarrainVial Asset Management

Mayo 28, 2024

Un cuento de dos países. Por José Manuel Silva

Sin duda que la tarea de mejorar la institucionalidad de la economía chilena para retomar la senda de crecimiento es prioritaria, pero el punto de partida no tiene comparación. Soñar con un país desarrollado que se acerque a Portugal o España es hoy mucho más realista. Con la institucionalidad de los sesenta y setenta era […]

Al gobierno se le viene su propio octubre. Por Sergio Muñoz Riveros

Después de las elecciones de octubre, la pista se pondrá más pesada para el gobierno. La condición de minoría de los partidos que lo sostienen se hará más evidente. Y partirá la campaña presidencial con velas desplegadas. Confiemos en que Boric termine su gestión lo mejor que pueda.

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Mayo 26, 2024

Cinco razones por las que Chile Vamos debiera respaldar a Poduje como alcalde de Viña. Por Jorge Ramírez

La derecha -especialmente hoy- ha planteado que aspira a abrirse al centro, pero cuando tiene la oportunidad real de respaldar a alguien que precisamente viene de ese mundo, titubea. Recordemos que Poduje estuvo con Ricardo Lagos cuando prácticamente nadie lo apoyó. Aún hay tiempo para enmendar el rumbo y reconocer que lo que Viña necesita […]