Darío Paya tras debacle de la derecha: “Llegó el minuto de defender las cosas en las que se creen”

José Miguel Wilson
Creative Commons- Flickr OEA

El exsecretario general de la UDI y consultor político cree que todos los pronósticos de las elecciones no estaban haciendo una lectura adecuada del cuadro que se expresó del 18 de octubre y en el plebiscito del 2020. También dice que una posibilidad es que “Chile está dando un paso hacia el peronismo institucional” y proyecta el camino que, a su juicio, debería adoptar la coalición.

Muchos pronósticos que aseguraban que la derecha tendría un tercio en la Convención Constitucional se desmoronaron. Además, Chile Vamos perdió 58 alcaldías. ¿Qué lectura tiene?

Muchos pronósticos se desmoronaron, eso es cierto. Pero no eran todos los pronósticos. Hubo algunos, la verdad es que no muchos, que repetimos hasta el cansancio, al menos yo, que no había ni una razón para hacer proyecciones en base al supuesto de que los constituyentes iban a tener un apoyo parecido al de los concejales de la elección anterior. Era antojadísimo. Chile hoy es políticamente muy distinto y era mucho más lógico suponer que la votación de los constituyentes de derecha se iba parecer a la votación del Apruebo. La gente que votó Apruebo iba a votar por constituyentes que estuvieran más o menos claros en la misma línea. Era evidente que en la derecha había dos posiciones (por el Apruebo y el Rechazo). Y para el votante promedio, los candidatos eran más bien desconocidos, entonces, ante la duda de saber cuál era la posición política (de los candidatos de derecha) por el Apruebo o el Rechazo, bueno, era más fácil votar por  las listas de centroizquierda o de independientes que estaban culturalmente instaladas en esa posición.

¿Y eso se reflejó en la votación?

Los candidatos de derecha a la constituyente obtuvieron un apoyo mucho más cercano al 20%. Pero si vas a ver la votación de los concejales de derecha, vas a ver que sacaron un 33% o 34%. Un número no muy distinto de hace cuatro años. Lo que pasó es que una gente que tradicionalmente votaba por la derecha, que votó por Apruebo, ahora votó por constituyentes de listas que no son de derecha, pero mantuvo su voto por concejales de derecha.

Ese fenómeno tampoco fue capitalizado por las lista de partidos de oposición, hubo muchos votos que se fueron a listas de independientes.

Claro, probablemente es gente que tiene menos información. Por ejemplo, yo voto en Pedro Aguirre Cerda. Y cuando veías el voto de alcalde y buscabas un candidato de derecha, de RN, Evópoli o la UDI, no veías nada. Y veías un montón de candidatos independientes. Creo que mucha gente no tiene idea que votó por constituyentes y alcaldes de izquierda. Son independientes de partidos, sí, pero tienen una agenda que en muchos casos está a la izquierda del PC. Y, desde luego, no fue la única explicación. Los que se derrumbaron fueron los pronósticos en base a la proyección equivocada de que se iba traspasar la votación de concejales a constituyentes. Eso no fue así.

Buena parte de la derecha votó por el Apruebo en el plebiscito, ¿Por qué, a su juicio, la coalición no capitalizó esa votación?

Es que eso fue siempre fantasioso. Fue fantasioso también cuando gente de derecha decía votemos por el Apruebo, queriendo creer que el país era tan gil, que llegada esta instancia no se iba dar cuenta de quienes eran partidarios de cambiar la Constitución completamente y quienes querían preservar las cosas fundamentales de las últimas décadas. Lo que hay, es simple y es muy duro para la derecha, que el 80% del país quiere un cambio profundo a nivel constitucional. Eso se manifestó en el plebiscito y ahora.

Usted mencionaba que hay un factor cultural instalado, una suerte de paraguas que beneficia a la ideas de izquierda, antineoliberales, como se definen algunas listas.

No sé, creo que hay gente que vota con grados muy pequeños de información, fundando su votos en intuiciones muy simples y muy gruesas y que en este caso eran independientes y no partidos, porque a todos los partidos les fue mal. Les fue mal a los de derecha, pero anda a encontrar a la DC. Ayer vi un tuit que decía que la realidad es que la DC tuvo más representantes en la Comisión Ortúzar (que redactó la Constitución del 80), que los que va a tener en la Convención Constitucional. La gente no quería que esta Constitución la hicieran los partidos. Y la gente vio independientes, ¡ah independientes! y votó, sin ver lo que viene en esa mochila, que es una visión de país tal vez muy distinta a la que ellos tienen.

¿Cómo incidirán la correlación de fuerzas de la Convención a la hora de realizar cambios estructurales al modelo económico y político?

Sí, eso es evidente. Y hay más de un tercio. Mucho más, para bloquear cualquier cosa, que la derecha o la ex Nueva Mayoría pueda considerar razonable y esencial. Hay votos suficientes para bloquear, por ejemplo, si estuviera en discusión, el reconocimiento a la Ley de Gravedad.

¿Y eso como afecta a la ex Concertación?

Quedaron reducidos a la mínima expresión. Por ejemplo, busca el centro político de la Convención Constitucional y la duda es si el hito es Baradit o está a la izquierda de Baradit… Siempre hubo un análisis cojo. Había una tensión respecto de la capacidad de la derecha de llegar a un tercio para bloquear las peores cosas, por así decirlo. Era un incluso, un deseo secreto de personas que no son de derecha, de la ex Concertación, que ahora quedaron al desnudo, porque antes se instalaban con comodidad en el escenario político, echándole la culpa a la derecha de bloquear los cambios, que ellos tampoco querían. Y a la vez, le decían amén a la izquierda. Eso desapareció. Ahora hay un tercio para otra cosa. Esto lo voy a exagerar, un tercio para evitar cualquier resabio del régimen vigente.

En la coalición oficialista se generaron recriminaciones, de que no se están defendiendo la ideas, que a La Moneda le falta calle y que no cedió en las ayudas sociales. ¿Cómo puede conducir Chile Vamos está última fase del Gobierno?

Hay tres preguntas de niveles de importancia brutalmente muy distintos. Uno, ¿qué pasa con el este Gobierno?; dos, ¿qué pasa con la elección presidencial? y tres, ¿qué pasa con el país? Mi impresión es que respecto de las tres preguntas, la solución, al menos direccionalmente, es la misma. Llegó el minuto de defender las cosas en las que se creen. Es muy importante saber, qué van a hacer, qué van a decir, cómo van a actuar las personas que vienen de la ex Concertación que terminaron ahí, ahora que ya no le pueden echar la culpa a la derecha. Van a tener que bajar su cartas para decir que creen para el país.

¿Usted es más partidario de defender ideas con el riesgo de perder la próxima presidencial o parlamentaria?

Nunca me presenté a una elección para perder y nunca le he recomendado a alguien presentarse para perderla. Lo que pasa es que si hoy no eres capaz de decir lo que quieres y te sumas bajo la premisa del “yo también”, bueno, la gente siempre elige al original, en vez de la copia.

Hay un temor de ciertos grupos de la forma en que se desarrolle el proceso constituyente, que correrá por un camino paralelo a la campaña presidencial y parlamentaria. ¿Cuánto coincide con esa preocupación?

Hay más de una caricatura dando vuelta en eso. Es evidente que Chile no se transformará en Venezuela de la noche a la mañana. Y es un dato, que a los chilenos nos resulta inimaginable que Chile se pueda transformar en algo como lo que vive Venezuela hoy. Hay otra caricatura que dice que mientras Maduro transformaba a Venezuela en Zimbawe, los Kirchner transformaban a Argentina en Venezuela. Tú le podrías agregar a eso, Chile está dando un paso hacia el peronismo institucional. Tú no llegas a Venezuela, sin pasar primero por Argentina. Pero, por supuesto, tienen que pasar muchas cosas primero para eso.

Publicaciones relacionadas

Abogada y académica

Julio 17, 2024

La gran estafa. Por Natalia González

Crédito: Agencia Uno.

La forma y el fondo en que el Ejecutivo y el oficialismo han conducido la discusión del voto obligatorio es un ejemplo reciente e insigne de la impostura, haciendo patente con sus actos que la confianza pública y el respeto por el Estado de derecho les tiene sin cuidado. No solo alteran las reglas del […]

Manuel Izquierdo P.

Julio 17, 2024

Exministro Jorge Burgos y crisis de seguridad: “Estamos en una situación límite”

Imagen: Agencia Uno

A juicio del extitular de Interior y Defensa, las medidas anunciadas por el gobierno “son un poco más de lo mismo. Ninguna me llama mucho la atención”. Sobre las solicitudes de declarar estado de sitio en la región Metropolitana, plantea que “me detendría a ver qué posibilidades tenemos de incorporar, ojalá transitoriamente, algunas zonas a […]

Abogada

Julio 17, 2024

Insuficientes medidas contra la ola de delincuencia. Por Francisca Werth Wainer

Me atrevo a hacer un spoiler, bastante obvio a estas alturas: se vendrán más fines de semanas tan violentos como el que recién pasó. En parte, porque la solución y cada uno de sus componentes son de largo plazo, y desandar el terreno que ha ganado la delincuencia en Chile será una tarea de largo […]

Jaime Troncoso R.

Julio 17, 2024

Presidente de Sonami por traspaso de Quebrada Blanca: “Hay una intención de minimizarla o extinguirla”

Jorge Riesco, presidente de Sonami.

En la tarde de este miércoles, la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), encabezada por Jorge Riesco, llegó hasta La Moneda para entregar una carta al Presidente Gabriel Boric, criticando la decisión de traspasar el 10% de participación en Quebrada Blanca de Enami a Codelco. “No entendemos el razonamiento que hay detrás de esto, más allá […]

Ex-Ante

Julio 17, 2024

Crisis de seguridad: Matthei critica ausencia de Boric y La Moneda ofrece soluciones administrativas

Tras las matanzas registradas en Quilicura y Lampa y el total de 17 homicidios que se cuentan en los últimos cinco días en la Región Metropolitana, parlamentarios del Socialismo Democrático se sumaron a las presiones de la oposición y solicitaron al gobierno un cambio de estrategia para enfrentar el desborde del crimen organizado. Desde Paraguay, […]