Marzo 19, 2022

Recomendaciones de libros: La historia de ETA contada por quienes la combatieron. Por Bernardo Solís

Ex-Ante

Historia de un desafío. Cinco décadas de lucha sin cuartel de la Guardia Civil contra ETA (Ediciones Península, 2017, 1.320 páginas), de Manuel Sánchez y Manuela Simón, es un libro para nada tranquilizador en tiempos en que la palabra terrorismo comienza a escucharse nuevamente en Chile, luego que el informe del Índice Global de Terrorismo colocara al país en el puesto 18 en el mundo, y segundo en la región después de Colombia.

 

El huevo de la serpiente. El título –malo pero claro– anticipa el ladrillazo de horror que aguarda al lector. Los autores del libro, que inspiró la serie documental de Amazon El desafío. ETA (2020, 8 capítulos, disponible en Prime Video), son policías.

Una fue cabo primera de la Guardia Civil, y el otro ex coronel-jefe de la unidad central operativa del cuerpo. Ambos tuvieron participación directa en la lucha antiterrorista española: Simón estuvo en operaciones y trabajó en el santuario francés de la banda, y fue la primera mujer condecorada por la Guardia Civil. Sánchez lideró operaciones clave contra ETA, entre ellas el rescate del guardia de prisiones José Ortega Lara, secuestrado en 1996. Condenado por la Audiencia de Vizcaya a cárcel por torturas contra el etarra Kepa Urra, fue indultado por José María Aznar y pudo seguir su carrera en la policía. Terminó dedicado al combate del crimen organizado y la corrupción.

Historia de un desafío es un libro de referencia para identificar ese huevo de la serpiente que la izquierda desde hace décadas le atribuye a los movimientos de ultraderecha, saltándose al terrorismo. Pero la historia que cuentan estos policías españoles recuerda que el terrorismo nacionalista es siempre una cara del fascismo.

La verdadera cara. Lo que se propone Historia de un desafío es agregar a los múltiples libros escritos sobre ETA la voz de los policías (“la crónica real, cruda, estremecedora en ocasiones”, prometen los autores). Y lo hace con contundencia. Si alguien quiere leer la evolución de la banda terrorista y además conocer la respuesta de la policía, debe tenerlo entre sus referencias.

En la parte de la prehistoria de ETA, los autores –policías– identifican un sentimiento que cruzó a las dos primeras generaciones de etarras: la forma en que recogieron el odio a las fuerzas armadas, policía y sobre todo a la Guardia Civil que venía desde la guerra civil, terminada casi veinte años antes. Un sentido que la asoció fuertemente al antifranquismo pero que ocultaba el nacionalismo criminal del grupo como principal motor de sus actividades. Algo que solo se aclararía al fin de la dictadura cuando “la llegada de la democracia solo hizo que ETA mostrara su verdadera cara, y sus verdaderos objetivos”.

Asesinatos de primera fuente. En el libro abundan las declaraciones judiciales de los terroristas, que describen y explican sus acciones. También, los documentos que les incautan. Estos incluyen apuntes de los propios pistoleros para escribir una “historia institucional”, y en que se cita a la que muchos consideran la primera víctima de ETA, una niña de 22 meses de edad que murió víctima de las terribles quemaduras que tenía luego que estallara una bomba incendiaria en una estación de trenes, en 1960.

Pero no solo hay historia. También están los mensajes interceptados con las críticas de los miembros de comandos terroristas que pedían la destitución de Francisco Múgica Garmendia, “Pakito”, el despiadado jefe militar de ETA detenido poco antes de las olimpiadas de 1992. A “Pakito” lo acusaban de mala gestión por no ser capaz de entregar dinero a los terroristas desplegados en España.

“Es un desequilibrado, un trastornado, no está bien. Está actuando como Ternera (José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea), un dictador que se rodea de pelotas. Es un hijo de puta, cuando le pida cuentas va a ser con el cacharro (pistola) encima de la mesa, y lo que voy a hacer es darle cuatro hostias, pero trataré de tener antes la pipa bien lejos (…) El Barne (circular interna para los militantes de ETA) no vale ni para limpiarse el culo. Lo que pone es mentira. Engañan a la militancia con el Barne, está hecho con ese fin”.

Estrategias. Sánchez y Simón demuestran que los peores ataques de ETA se desarrollaron contra la democracia, precisamente en el periodo en que se iniciaba la transición.

Esos ataques se dirigieron especialmente contra la Guardia Civil. En lo que recuerda a Patria, de Aramburu, en Historia de un desafío se leen las palabras de hijos e hijas que recuerdan cómo encontraron muertos a sus padres en la calle y a los vecinos que despreciaban a las víctimas y/o derechamente celebraban el asesinato.

El libro describe bien las estrategias usadas por ETA en sus cincuenta años de crímenes. Por ejemplo, las razones para cambiarse del uso de pistolas al de explosivos por darle “más seguridad” a los terroristas; las campañas de recaudación de dinero a través del impuesto revolucionario y secuestros (uno de ellos, hecho con miristas chilenos a los que estafan en millones de pesetas).

Pero sobre todo las decisiones estratégicas: cómo al no poder derrotar al Estado y entender que el Estado no podía destruirlos, ETA optó por redoblar sus crímenes y ofrecer “treguas” a las autoridades, un chantaje que tenía a los civiles de rehenes. Así, los autores repasan las campañas contra las elecciones, contra la Constitución y la que los etarras desarrollaron contra el turismo, en junio de 1979, que incluyó bombas en el aeropuerto de Barajas y en las estaciones de trenes de Chamartín y Atocha en un intervalo de quince minutos un día domingo.

Sólo la llegada de Felipe González al poder, con la legitimidad de los votos y ningún lazo con el franquismo, comenzó a marcar la diferencia, con los cambios en la policía y la coordinación con Francia para destruir el “santuario” que en ese país había montado la banda (lo que incluyó la guerra sucia de los Grupos Antiterroristas de Liberación, GAL, con varios secuestros y asesinatos de terroristas).

Los de ETA fueron más de ochocientos asesinatos y debe ser por eso que el libro se hace interminable. Pero sirve para entender, desde adentro, las herramientas y los límites de los estados democráticos frente a grupos terroristas. Y también para identificar a estos, más allá de los discursos con que justifican y justificarán sus acciones.

Publicaciones relacionadas

Waldo Díaz

Julio 12, 2024

Grave negligencia: El sospechoso de matar al teniente Ojeda sacó permiso de trabajo en Chile un mes después del crimen

Maickel David Villegas Rodríguez, sospechoso del secuestro y crimen del ex teniente Ronald Ojeda, fue capturado este viernes en Costa Rica. A las 9.49 horas del 26 de marzo, el Servicio Nacional de Migraciones -dependiente del Ministerio del Interior- le había entregado un permiso oficial para trabajar en Chile, en circunstancias que el día 6 […]

Marcelo Soto

Julio 12, 2024

Crónica de la derrota de Chong (y del octubrismo): El llanto de la mujer de Zamora y las protestas de la Primera Línea

Este viernes la jueza Patricia Bründl absolvió al ex carabinero Sebastián Zamora por la caída de 7.4 metros desde el Puente Pío Nono al Mapocho de un muchacho llamado Anthony en 2020. El veredicto—recibido por un amigo de Anthony con un grito de “hijos de p…” en pleno tribunal— representa no sólo una dura derrota […]

Ex-Ante

Julio 12, 2024

[Confidencial] Alto funcionario de embajada de Chile en Bélgica compite en elecciones del Frente Amplio

Gonzalo Layseca, primer secretario de la embajada de Chile en Bélgica, participará este fin de semana como candidato para integrar el Tribunal Supremo del Frente Amplio. En fuentes diplomáticas generó perplejidad lo ocurrido, ya que una de las características de la carrera diplomática es el deber de prescindencia.

Ex-Ante

Julio 12, 2024

Detienen en Costa Rica a sospechoso de asesinato del ex teniente Ojeda: Fiscalía pide retenerlo

Maikel Villegas, sospechoso del crimen del ex teniente Ronald Ojeda, fue detenido este viernes en Costa Rica mientras iba camino a Panamá. El gobierno había dictado una orden de captura internacional en su contra en marzo pasado.

Ex-Ante

Julio 11, 2024

Por qué la familia del teniente Ronald Ojeda desconfía del gobierno chileno y pidió refugio en Argentina

Funeral de Ronald Ojeda

La viuda del disidente venezolano asesinado en febrero de 2024 en Santiago, manifestó en varias ocasiones sus críticas al manejo del gobierno en el caso y en particular al acuerdo de cooperación firmado por el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve (PS), con el régimen de Nicolás Maduro. Tras conocerse el secuestro, el Presidente Boric se […]