Junio 24, 2022

¿Un cambio de gabinete para tratar de salvar el Apruebo? Por Jorge Schaulsohn

Equipo Ex-Ante

El principal enemigo del gobierno ahora es el tiempo que le corre en contra; y solo un reseteo, es decir un ajuste importante de gabinete podría darle aire suficiente para tratar de salvar la opción del apruebo, que hoy se hunde de la mano del gobierno.


Gabriel Boric lleva poco tiempo en el poder y aún merece el beneficio de la duda y por eso no se pueden emitir juicios categóricos ni definitivos sobre cómo será su desempeño futuro. Pero estos primeros 100 días no han sido muy auspiciosos.

Todos los gobiernos cometen errores, meten la pata, pero éste agrava las faltas por su falta de transparencia y afán de manipular a la opinión pública; jamás reconoce un error, todo es “un problema administrativo” culpa de un funcionario de menor rango.

Hacen gárgaras con lo del diálogo, pero toman decisiones claves entre cuatro paredes que ni siquiera han sido debidamente procesadas dentro del propio gobierno, como ocurrió en el caso del cierre de Ventanas.

La cantidad de auto goles que se han hecho es impresionante, reflejo de la incompetencia del equipo político. La consecuencia es un gobierno contra las cuerdas cuyo presidente está batiendo el récord de mala evaluación entre todos sus antecesores, tras 100 días en el cargo.

Hay una falla sistémica del equipo político, que quedó acéfalo desde la caída en desgracia de la ministra Izkia Siches que nunca logró ponerse de pie y recuperar el liderazgo y la gravitas que la llevo a la jefatura del gabinete.

El ministerio de interior y seguridad pública no es como ningún otro, es el centro de operaciones, el corazón latiente del gobierno y no puede permanecer acéfalo. Cuando falla, el gobierno sufre y se debilita.

Muchos gobiernos han enfrentado dificultades en este ámbito; ministros del interior, de gran peso, experiencia y respaldo partidista han fracasado por distintas razones. Germán Correa con Eduardo Frei y Andrés Zaldívar con Michelle Bachelet tuvieron que renunciar por el bien del gobierno.

Gabriel Boric enfrentó una crisis en Interior al inicio de su administración, pero dejó que primara su amistad y lealtad con Izkia Siches, manteniéndola en un cargo para el que no estaba capacitada, como el tiempo ha demostrado y dejando al subsecretario Monsalve como ministro de facto. Una fórmula que no ha funcionado, pese a la reconocida solvencia política de Monsalve, pues nadie puede llenar el vacío de poder sin ostentar las “charreteras” propias del cargo.

La ausencia de una ministra del interior empoderada ha sido una sangría permanente que afecta la coordinación y el desempeño del gobierno debilitando al gabinete en su conjunto. El vacío de poder lo llena el denominado “segundo piso” fuente inagotable de conflictos internos e intrigas que terminan en el escritorio del presidente.

El intempestivo anuncio de cierre de la fundición de Codelco en Ventanas, el caso de Irina Karamanos y el adelantamiento y extensión de las vacaciones escolares son tres ejemplos recientes de la total disfuncionalidad del equipo político, desaguisados que tendrán un altísimo costo político-electoral para el gobierno y la figura del presidente y que eran absolutamente evitables.

En el caso de Ventanas la propia ministra de minería se quejó por la prensa que había quedado al margen de la decisión de cierre pese a ser parte del directorio de Codelco, donde presuntamente se había originado la decisión. No se informó al gabinete, ni a los alcaldes, parlamentarios de la zona ni a los líderes locales ni tampoco a los dirigentes sindicales. Todos se “enteraron por la prensa”. Una buena iniciativa se malogró.

En el caso Karamanos se entregó información tardía y confusa a la opinión pública lo que provocó la reacción del presidente del Consejo para la Transparencia, que pidió que se informara sobre quien fue responsable de aprobar la decisión política de rebautizar el cargo con el nombre propio de la compañera del presidente. No se trató de una cuestión técnica, sino que de una decisión política errada y dañina para el presidente, cuya autoría el gobierno ha decidido ocultar.

A ratos parece que en el gobierno la mano izquierda no sabe lo que hace la mano derecha, que las decisiones se toman de forma precipitada, sin analizar todos sus efectos y en algunos casos como el de las vacaciones escolares en contra de la opinión de los expertos.

A lo anterior hay que sumarle una falta total de autocrítica, un presidente rodeado de funcionarios aduladores y ministros que se contradicen entre sí en cuestiones fundamentales. A eso se suma la mala relación entre Giorgio Jackson y el Congreso, desavenencias entre las dos coaliciones que sustentan al régimen y deserciones entre parlamentarios del oficialismo. Además de una sequía legislativa.

Nada de esto tendría mucha importancia pues el mandato del gobierno está recién comenzando. Pero estos no son tiempos normales porque el gobierno debe enfrentar una prueba de fuego que definirá su futuro el 4 de septiembre próximo, es decir en poco más de dos meses.

Todas las encuestas y estudios de opinión dan cuenta que existe una correlación directa entre la fortuna política de Gabriel Boric y el resultado del plebiscito de salida. Si las cosas no cambian drásticamente antes del 4 de septiembre y el gobierno no repunta significativamente lo más probable es un triunfo del Rechazo, con todo lo que ello significa para el futuro del proyecto político del Apruebo Dignidad.

El principal enemigo del gobierno ahora es el tiempo que le corre en contra; y solo un reseteo, es decir un ajuste importante de gabinete podría darle aire suficiente para tratar de salvar la opción del apruebo, que hoy se hunde de la mano del gobierno.


Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Agosto 9, 2022

La trama para declarar estado de emergencia en Los Ríos y el error no forzado de La Moneda

La ministra del Interior Izkia Siches en el Congreso en Valparaíso el 29 de julio. Foto: Leonardo Rubilar / Agencia Uno.

La ministra Siches adelantó este martes por la mañana que preparaban un nuevo decreto de estado de emergencia que, “al ser de naturaleza nueva, no tendría que participar de una renovación” del Congreso. El diseño habría incluido —además del Biobío y La Araucanía, donde rige la medida desde mayo—, Los Ríos, región donde parlamentarios de […]

Marcelo Soto

Agosto 9, 2022

Senador Ricardo Lagos Weber (PPD): “El Apruebo está cuesta arriba, esa es la realidad”

El senador Ricardo Lagos Weber  (PPD) piensa que el plebiscito será una tarea ardua para la centroizquierda: “Para que el Apruebo tenga un buen resultado hay que hablarle a aquellos chilenos que quedaron decepcionados del proceso constituyente”. Respecto del tropezón de Giorgio Jackson señala: “Las generaciones jóvenes también aprenden de sus errores. Mientras antes aprendan […]

Víctor Hugo Durán

Agosto 9, 2022

La reservada minuta en que el PC pide una nueva política para la Macrozona Sur: “Se debe focalizar la persecución de los grupos paramilitares”

Crédito: Agencia Uno.

El 29 de julio se aprobó la última prórroga del estado de excepción en la Macrozona Sur. Para esta votación circuló una minuta parlamentaria del PC y el FRVS en que llamaban a sus parlamentarios a aprobar la iniciativa, en la que se alude al proceso plebiscitario. En el documento piden terminar con la escalada […]

Ex-Ante

Agosto 9, 2022

Eric Chinga, el ex convencional que pide revisar zonas diaguitas desde Atacama al Mapocho si gana el Apruebo

Eric Chinga

El ex integrante por escaños reservados, y quien fue candidato a presidente de la CC con el apoyo del PC, señala que hay documentación histórica que permite revisar zonas donde tuvo presencia el pueblo diaguita. Y agrega que, de ganar el Apruebo, la comisión territorial indígena será la encargada de analizar los sectores: “La restitución […]

Director ejecutivo en Horizontal.

Agosto 9, 2022

Sin instituciones inclusivas, el resto es música. Por Juan José Obach

La evidencia de que solo las sociedades con instituciones que distribuyen el poder de forma inclusiva logran un crecimiento económico sostenido es insoslayable. Así, analizar los costos económicos de la propuesta de nueva constitución sin considerar las instituciones políticas que lo sostienen es un error.