Septiembre 11, 2022

¿Qué se requiere ahora, después que Chile estuvo al borde del barranco? Por Sergio Muñoz Riveros

Ex-Ante

Es aconsejable que los partidos se tomen un tiempo para reflexionar respecto de cómo mejorar nuestras instituciones, y no provocar problemas peores que los que se intenta corregir. La cuestión constitucional no debe tapar a Chile. Son demasiados los problemas que deben atenderse en un contexto de recesión de la economía y reactivación del vandalismo urbano. Los cambios constitucionales deben discutirse en el Congreso. Esperemos que el gobierno actúe con sentido de Estado.


Si el proyecto de la Convención se hubiera aprobado en el plebiscito del 4 de septiembre, tal como querían Gabriel Boric y Michelle Bachelet, en este momento el país se encontraría en una situación muy crítica. Habría representado un paso hacia el dislocamiento institucional, la desorganización de la economía y la extrema incertidumbre social. Habría sido una señal definitiva para el éxodo de muchos inversionistas.

Y habría representado la exaltación sin límites del PC, el Frente Amplio y el resto de la izquierda radical, que habrían visto colmadas sus expectativas de cambiar el país hasta convertirlo en otro que cumpliera los requisitos de la sociedad feliz que promueven. Habría comenzado la refundación de Chile, que anunció Elisa Loncón al inaugurarse la Convención, cuando el griterío contra el himno nacional dio una señal clara de lo que venía.

La Convención fue un experimento que habrá que recordar como una muestra de hasta dónde puede llegar el desvarío político, la confusión entre lo real y lo imaginario, la intoxicación ideológica que no mide consecuencias. Fue heredera directa de otro momento que también se ganó un lugar en la historia, por la suma de cegueras y acomodos que representó: el Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución, suscrito el 15 de noviembre de 2019 bajo la presión de la violencia salvaje en las calles.

Fue firmado por todos los partidos, excepto el PC y una parte del FA, que entonces preparaban la primera acusación constitucional contra el presidente Piñera, a la que luego sumaron sus votos todos los partidos opositores.

Aquel acuerdo tuvo la apariencia de un consenso en favor de la pacificación y la concordia, pero fue una argucia que ligó la posibilidad de poner fin a la violencia con la redacción de otra Constitución. Fue también una forma de escapismo de los parlamentarios, que posaron como líderes de la República en el momento en que se hacían a un lado de las decisiones constitucionales y abrían la puerta a la creación de un segundo parlamento. El acuerdo no trajo la paz, multiplicó el populismo constitucional, alentó los negocios políticos identitarios y metió al país en un laberinto. Todos los partidos llevan velas en el entierro. También el gobierno pasado.

La aventura constituyente está unida indisolublemente a la revuelta de octubre de 2019, cuyos instigadores buscaron empujar a Chile al caos y el desgobierno. Casi lo consiguieron. Interpretado en clave de “igualdad social”, el octubrismo aportó un relato justiciero a la elección de la Convención, lo que en su momento intimidó a mucha gente porque parecía representar el signo de los tiempos.

La vieja izquierda, tributaria del modelo bolchevique/ castrista para conseguir la felicidad del pueblo, se asoció con la nueva izquierda, que surgió a la vida política en un contexto de amplias libertades y dinamismo económico, y avanzó por las grandes alamedas construidas durante 30 años. Ese fue el eje del proyecto de Constitución avalado por el gobierno. Lo redactaron los convencionales del FA y el PC, y lo respaldaron los representantes de la centroizquierda que se rindieron ante el ultraizquierdismo.

En la Convención, sacaron amplia ventaja los colectivos identitarios, a los que solo les interesaba su cuota de poder en el texto. Por ejemplo, la paridad adquirió casi rango filosófico, al punto de que ya se habla fácilmente de “democracia paritaria”, lo que equivale, entre otras cosas, a negar el principio de “una persona, un voto”.

Los grandes triunfadores en la Convención fueron, sin duda, los activistas del indigenismo, que convencieron a 2/3 tercios de los convencionales de que era posible desmembrar a Chile sin dolor. Por supuesto que se veían a sí mismos a la cabeza de las nuevas naciones que se iban a crear.

No pocos académicos y políticos se daban cuenta de que el proyecto refundacional era el germen de duros conflictos y quizás el inicio de una fractura devastadora en la vida del país y, sin embargo, prefirieron cerrar los ojos y apoyarlo de todos modos, confiando en que después se arreglaría con algunas leyes, o priorizando otras motivaciones, como no distanciarse de Boric.

El PC describió el plebiscito como la batalla en la que, al parecer, comenzaba la revolución. Y fracasó.

El país reaccionó en el límite. Después de tres años de graves confusiones, período en el que el miedo hizo lo suyo, se produjo finalmente la respuesta a la acumulación de malas señales para nuestra convivencia. Tiene un enorme valor que una mayoría tan contundente se haya expresado en todo el territorio. Se trató de una respuesta en legítima defensa ante el riesgo de que el país retrocediera en todos los ámbitos.

¿Qué se requiere ahora? De partida, extraer algunas enseñanzas de todo lo ocurrido. En lo posible, no tropezar con las mismas piedras. Es aconsejable que los partidos se tomen un tiempo para reflexionar respecto de cómo mejorar nuestras instituciones, y no provocar problemas peores que los que se intenta corregir. La cuestión constitucional no debe tapar a Chile. Son demasiados los problemas que deben atenderse en un contexto de recesión de la economía y reactivación del vandalismo urbano. Los cambios constitucionales deben discutirse en el Congreso. Esperemos que el gobierno actúe con sentido de Estado.

La mayor necesidad de este momento es reforzar la estabilidad y la gobernabilidad. Eso implica sostener el orden legal y favorecer un clima de confianza y cooperación. Es alentador que hayamos sido capaces de reaccionar a tiempo ante la amenaza surgida. No está completamente conjurada, pero se han creado mejores condiciones para defender la cohesión del país y fortalecer el régimen democrático.

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Mayo 28, 2024

Óscar Guillermo Garretón: “El país está peor de cómo lo recibió Boric hace dos años”

El empresario y miembro de Amarillos, Oscar Guillermo Garretón, crítica al PC y al Frente Amplio por poner en a agenda el CAE y analiza las alternativas de Boric para la cuenta pública del próximo sábado. “Ojalá que el Presidente no escuche al FA ni al Partido Comunista. “Si el Presidente no da un mensaje […]

Ex-Ante

Mayo 28, 2024

La polémica vigilia que hará el PC en apoyo a Jadue antes, durante y después de su formalización

Todo apunta a que el alcalde Jadue quedará bajo arresto al ser formalizado por los delitos de cohecho, fraude al fisco, estafa y administración desleal en el marco del caso Farmacias. El presidente del partido Lautaro Carmona informó el fin de semana en radio Nuevo Mundo que habrá una vigilia, la que, de acuerdo a […]

Jaime Troncoso R.

Mayo 28, 2024

Hospital de la Unión: Tras 16 meses con obra paralizada ahora Monumentos Nacionales exige consulta indígena

Maqueta del nuevo Hospital de la Unión

El Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) solicitó la realización de una consulta indígena para seguir adelante con la construcción del Hospital de La Unión, paralizado desde enero de 2023 debido al hallazgo de restos arqueológicos en el terreno donde se ejecutaban las obras. El senador por Los Ríos, Alfonso De Urresti (PS) dice que “el […]

Ex-Ante

Mayo 28, 2024

La agencia de comunicaciones tras el controvertido spot de la ministra Jara (y el rol de la Secom)

Cybercenter S.A. es la agencia que se adjudicó el contrato con el Ministerio del Trabajo para difundir, entre otros temas, la campaña publicitaria para apoyar la reforma previsional. El monto asciende a los $430 millones. En la repartición se contrató además a la agencia Fernández Ferreira y Medel Limitada por $230 millones, también bajo el […]

Jorge Poblete

Mayo 28, 2024

El informe reservado de Senapred sobre el sistema de alerta del mega incendio que Boric pidió investigar

El sector El Olivar de Viña del Mar el 3 de febrero de 2024. (Diego Martin / Agencia Uno)

En 21 marzo, Senapred envió un informe reservado al fiscal que indaga el mega incendio de la Región de Valparaíso. El organismo encargado de la respuesta ante emergencias despachó el documento luego de que el Presidente Boric pidiera a la Unión Europea investigar los reportes de fallas en los mensajes SAE emitidos a celulares durante […]