Mayo 19, 2021

Bajada de Heraldo Muñoz: PPD da paso clave para sumarse con PS a primarias FA-PC

Alex von Baer
Agencia Uno.

Tras peticiones de varios expresidentes PPD, el candidato presidencial del partido Heraldo Muñoz accedió a bajar su candidatura en favor de la abanderada PS Paula Narváez, para aunar fuerzas entre PS-PPD de modo de no enfrentar divididos a Daniel Jadue (PC) y Gabriel Boric (FA) si es que se concreta el ir a una primaria con ellos -ello era una derrota segura, calculaban-. Por otro lado, allana la puerta para que PS-PPD sean aceptados en la primaria del FA-PC, ante las reticencias que generaba su nombre en el PC.

Qué significa: La maniobra es estratégica: permite que PS-PPD sumen fuerzas para llegar con su candidata en un mejor pie a enfrentar a Jadue (PC) y Boric (FA) en una primaria que los 4 conglomerados ya están negociando, ante la dificultad que ha tenido la DC de bajar a Ximena Rincón para instalar a Yasna Provoste. Fue ese el argumento que le transmitieron expresidentes PPD a Muñoz para convencerlo, y a eso mismo respondió que el ex-FA Pablo Vidal se bajara en favor de Narváez.

  • El lunes en la noche, en reunión de directiva ampliada PPD, los expresidentes del partido Guido Girardi (senador) y Carolina Tohá le pidieron que considerara bajarse.
  • El camino con FA-PS lo empezaron a analizar PS-PPD cuando ya no se veía probable que la DC instalara a Provoste (con Rincón de candidata no querían ir a primarias producto de su mayor cercanía con el establishment DC). “Pero ir divididos a una primaria FA-PC sería suicida”, le transmitieron a Muñoz.
  • Se agregaba que ante el mayor peso electoral PS (15 v/s 3 constituyentes), no había espacio para pedirle a los socialistas bajar a Narváez, aún cuando varios PPD creían que Muñoz es mejor carta.
  • Esa noche, Muñoz quedó de pensarlo. El martes en la noche volvieron a solicitárselo, y hoy en la mañana notificó a la directiva PPD que accedía, cuando ya se encaminaba el pacto con FA-PC.

Por qué importa: La bajada de Muñoz para apoyar a Narváez representa la consolidación de un giro a la izquierda en la oposición -está diseñada para aliarse con FA-PC- y por efecto un aislamiento de la DC tras su debacle electoral en constituyentes: podría romperse la relación histórica si es que se concreta ese acuerdo (salvo que la DC nomine a Provoste, aunque al parecer ya es tarde a 8 horas del plazo para la inscripción). Además, podría ser funcional a que el PC acepte el ingreso del PPD al pacto.

  • Si Provoste es nominada, hay una baja chance de que PS-PPD decidan desechar las tratativas con FA-PC e inscribir una primaria de U. Constituyente. Es difícil, cuando el ánimo PS ya es proclive al pacto con FA-PC.
  • Y si la DC pidiera ingresar a la primaria FA-PC-PS-PPD, por ahora FA-PC la vetarían, y no está claro que el PS-PPD vayan a exigir su inclusión, aún cuando el presidente PS Álvaro Elizalde afirmó que irán a una primaria amplia “sin vetos ni exclusiones”.
  • El que el PPD ya no llegue con Muñoz a esa primaria Boric-Jadue-Narváez además ayuda a sellar el pacto, afirman en el FA-PC: de hecho, en la mañana Jadue había dicho: “No imagino una primaria con Ximena o Heraldo”.

Ojo con: Además del debate final que podría representar la inclusión de la DC, el punto de tope para la nueva alianza FA-PC-PS-PPD podría ser la lista parlamentaria: PS y PPD están exigiendo que sea con un acuerdo de tener para noviembre lista parlamentaria conjunta, a lo que el PC aún no estaba disponible (no así el FA, que no tendría inconveniente), pues podría perder la hegemonía de la izquierda.

  • En la oposición afirman que el PC propuso en las negociaciones ir solo juntos a la presidencial pero no en lista parlamentaria -aspiran a mantener los límites del “polo de izquierda antineoliberal” que formaron con el FA-, lo que erá un obstáculo grande para PS-PPD.
  • El diseño de aguas separadas que plantea el PC implicaría que PS-PPD apoyen a Jadue como candidato presidencial si gana la primaria, pero que él apoye a los candidatos parlamentarios del PC-FA: es decir, que la hegemonía del nuevo pacto la tengan comunistas y frenteamplistas, a lo que el PS no está dispuesto.

Lo que viene: A las 16 horas Muñoz se reunirá con Narváez para apoyarla, y continuarán las negociaciones con FA-PC.

 

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Noviembre 26, 2022

Camioneros no llegan a acuerdo con gobierno y siguen las movilizaciones

Camioneros movilizados en el puerto de Iquique.

El dirigente Cristián Sandoval señaló que “no tienen capacidad de seguir operando” y que no se llegó a acuerdo en el tema de la rebaja del precio del combustible, que fue el más relevante en las negociaciones de hoy.

Director de Estudios Sociales y Políticas de Azerta

Noviembre 26, 2022

¿Está Apruebo Dignidad cerca del punto de quiebre? Por Camilo Feres

Cónclave oficialista de principios de noviembre entre Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático.

Una de las arengas que más se repite en estos días dentro de la naciente autoflagelancia de izquierdas es que no hay nada más sólido que el 38% del apruebo a la Convención ya que, al revés de lo que sucedía en el plebiscito de entrada, se trata de una votación afirmativa, un “estoy de […]

Marcelo Soto

Noviembre 26, 2022

Daniel Mansuy: “El gobierno va a velocidad de tortuga y la paciencia de la ciudadanía es escasa”

El investigador asociado del IES (Instituto de Estudios de la Sociedad) y profesor de la Universidad de Los Andes sostiene que el Presidente Boric ha sido lento en corregir los errores. Y sobre la derecha apunta a que el populismo y las posturas ultra conservadoras son “una gran amenaza” para el sector. “Si no se […]

Ex-Ante

Noviembre 26, 2022

La transición a IPP: Las barreras a la competencia que detecta la industria de las AFP en la Reforma Previsional

En la industria de las AFP se mueven entre el “casi imposible” y el “imposible” a secas cuando evalúan si podrán competir con el Estado tal como lo propone la Reforma Previsional de Boric.

Historiador e investigador del CEP

Noviembre 26, 2022

Democracia representativa y mediación política. Por Juan Luis Ossa

Si no hay mediación, si la política no tiene principios orientadores que vayan más allá de la contingencia, entonces cabe la posibilidad cierta de retroceder en derechos y libertades. El país no puede darse ese lujo.