Junio 21, 2022

Elogio de la indecisión. Por Ricardo Brodsky

Ex director del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

Los indecisos son los que no pueden creer que hayamos llegado a este punto, los que buscan en palabras descartadas por el lenguaje políticamente correcto (Patria, Comunidad, República) un sentido común que permita superar las grietas que con tanto entusiasmo se profundizan cada día.


Son muchas las personas indecisas frente al plebiscito de salida. Están los que se declaran así en las encuestas, pero también están los que votarán apruebo con el sentimiento de estar siendo irresponsables o los que votarán rechazo con la esperanza de que haya una reforma, pero dudando de la vocación reformista de parte de la derecha.

En fin, los indecisos mayoritariamente no sólo desconfían de las bondades del proyecto constitucional, sino también del espíritu que anida en la convención, en el gobierno y en la oposición.

Bajo el predominio de los particularismos, el universal que permite integrar en un todo al país, ha desaparecido del debate del proceso constituyente. Éste debió canalizar la protesta social de octubre del 19, pero no validar la violencia política como fuente de su legitimidad.

Los indecisos son los que no aceptan de buenas a primeras ser llevados al dilema binario en que nos metió el proceso constitucional. Porque, es cierto, la inmensa mayoría (el 78% para ser precisos) quiere un cambio de constitución, pero no necesariamente la totalidad de lo propuesto por la convención.

Podremos querer el estado social, pero no un poder judicial disminuido; podrá estarse de acuerdo con reconocer los derechos y cultura de los pueblos originarios, pero no necesariamente aprobar la balcanización del país; podrá quererse un presidencialismo menos dominante, pero no necesariamente traspasar el gasto público a la cámara de diputados; podrá estimarse que dos cámaras espejo es un despropósito, pero no necesariamente eliminar el senado parece una buena solución.

Los indecisos son los que no pueden creer que hayamos llegado a este punto, los que buscan en palabras descartadas por el lenguaje políticamente correcto (Patria, Comunidad, República) un sentido común que permita superar las grietas que con tanto entusiasmo se profundizan cada día.

A medida que se acercan las fechas decisivas, las campañas irán tornándose más agresivas y belicosas. Las críticas al adversario serán cada día más agrias y ofensivas. Seremos blancos o seremos negros, no habrá espacio para la duda, esa actitud sin la cual el hombre pierde su humanidad.

Es cierto, no hay tercera vía. Estamos convocados a aprobar o rechazar. Lo que está más o menos claro es que no habrá un 78% a favor de alguna de las dos opciones. Ambas esperan ganar aunque sea por un voto.

En otras palabras, la cuestión constitucional seguirá abierta.


Publicaciones relacionadas

Ex-ante

Julio 2, 2022

El espíritu constituyente: Una oportunidad perdida. Por Kenneth Bunker

El texto fue escrito desde la revancha, y con actitudes seudo autoritarias. Se excluyó a sectores políticos completos del proceso y se adoptaron reglas que no se adoptaría en ninguno de los países de los cuales se ha mencionado que podrían servir de modelo para Chile. Es, para efecto de toda evaluación técnica, un fracaso.

Ex-ante

Julio 2, 2022

Daniel Stingo, víctima de si mismo. Por Rafael Gumucio

La escuela política de Stingo fueron los matinales. Sin un animador al lado se anima demasiado y cae en el insulto, el desprecio, hablando de “mi platita” como si preocuparse de ello fuera de tonto, o riéndose de la edad de Ricardo Lagos o de la preocupación por la propiedad privada de un poblador de […]

Ex Presidente de la Cámara de Diputados

Julio 1, 2022

Gabriel Boric: El vía crucis de un Presidente que no quiere (o no puede) ser líder. Por Jorge Schaulsohn

No veo al Presidente como un líder empoderado para manejar una situación política y económica compleja que empeorará. Ni tampoco explicándole a la ciudadanía qué es lo que él quiere y necesita, cuál es su visión para salir del impasse político-económico-social y constitucional, sino más bien evadiendo la realidad, minimizando los errores.

Ex-ante

Junio 29, 2022

Es hora de separar al Gobierno de la Convención. Por Ricardo Brodsky

Presidencia.

Parece más aconsejable que el gobierno separe su suerte del texto propuesto por la convención, adopte una prudente distancia y analice con pragmatismo “todos los escenarios”, ya que su obligación seguirá siendo gobernar el país y no defraudar las esperanzas de cambio que anidan en la sociedad chilena.

Director ejecutivo Horizontal

Junio 29, 2022

Si recaudamos más. ¿Gastemos mejor? Por Juan José Obach

Si vamos a recaudar más, es un imperativo moral asegurar que esos recursos públicos se gasten bien. Para que el gobierno tome en serio el rol del Estado en su lucha contra la desigualdad, debe tener a la vista que los esfuerzos en gastar bien son tres veces más efectivos que los esfuerzos en recaudar […]