El verdadero despertar de la izquierda. Por Cristián Valdivieso

Director de Criteria
Parlamentarios de izquierda el pasado 10 de mayo durante la votación del sueldo mínimo. Crédito: Agencia UNO.

Esta vez fue la derecha -la ultraderecha como la llaman-, la que conectó con la clase trabajadora, entre otras cosas, porque esta izquierda parece avergonzarse de aquello de lo que Allende se enorgullecía: la patria, las empanadas y el vino tinto. Por contraposición, se ha embriagado de globalismo, city bikes, anteojos con marco allendista pero sin aumento, particularismos y un feminismo universitario, iluminado y pequeñoburgués que poco conecta con las grandes mayorías.


Bastaba ver lo desencajado, por algunos pasajes francamente angustiado, que se veía al Presidente Boric hablándole al país aquella aciaga noche del 7M, para augurar lo duros que serían los días siguientes para el oficialismo. Tan duros que en Palacio más de alguien habría preferido una noche larga, un sueño profundo, ojalá sin amanecida.

Es que la derrota había sido tan dura, que la oposición ni siquiera necesitaba noquear al gobierno. Era cosa de dejar correr las horas y las intrigas palaciegas, las cobradas de cuentas entre las distintas almas oficialistas y la falta de agenda gubernamental, se encargarían de aquello.

Pero la oposición, como si sintiera el peso de la culpa de tener al gobierno contra las cuerdas, obvió, o quizás culposamente negó, aquella máxima de nunca interrumpir a tu enemigo mientras se está equivocando.

La retahíla de chascarros opositores partió en boca de quien se había transformado en la gran sorpresa de la elección de consejeros constitucionales. “¿Por qué cresta, siendo mayoría, tenemos que llegar a acuerdos con la minoría?”, se despachó en una entrevista Luis Silva, borrando de un plumazo toda la disposición al diálogo que había mostrado tras su elección.

El segundo paso en falso de la oposición vino de la mano de la presentación de un proyecto alternativo a la ley corta presentada por el gobierno para que las Isapres cumplieran el fallo de la Corte Suprema. Un proyecto que tuvo pocas interpretaciones distintas a una suerte de perdonazo encubierto y que obviamente no tuvo eco ni en afiliados al sistema ni entre la ciudadanía.

La guinda de la torta opositora la puso el diputado Andrés Longton al interpelar con la candidez de un niño y la incompetencia de un novato a una ministra del tonelaje político de Carolina Tohá.

En fin, una seguidilla de errores opositores que estos días le devolvieron el aire y algo de la agenda al oficialismo, pero que en ningún caso soslayan la pavorosa pesadilla que se instaló en la izquierda tras la votación popular del 7M recién pasado.

La pesadilla de haber dejado de interpelar al pueblo, a esa clase obrera referente principal de la izquierda y que esta vez optó mayoritariamente por la derecha. Igualmente, acongojante habrá sido tomar nota de que su mejor desempeño fue en las comunas de más ingresos del país y que resultaron una oferta electoral más atractiva, más luminosa para los grupos de mayor capital económico y cultural.

Esta vez fue la derecha -la ultraderecha como la llaman-, la que conectó con la clase trabajadora, entre otras cosas, porque esta izquierda parece avergonzarse de aquello de lo que Allende se enorgullecía: la patria, las empanadas y el vino tinto. Por contraposición, se ha embriagado de globalismo, city bikes, anteojos con marco allendista pero sin aumento, particularismos y un feminismo universitario, iluminado y pequeñoburgués que poco conecta con las grandes mayorías.

De pronto, pareciera que esta nueva izquierda, tan crítica del hecho que la derecha criolla haga copia de recetas de las derechas extremas en el mundo, está igualmente presa del mismo síndrome de no saber quién es y tener que buscar afuera su identidad.

Nada nuevo ni que no pudieran prever. Lo dijo recientemente en una conferencia el filósofo norteamericano Michael Sandel, referente del sector, por cierto: “las izquierdas, de ser los representantes de los trabajadores se transformaron en los representantes de los universitarios y las clases altas. No tiene nada de extraño que la clase obrera les dé la espalda.”

Es que, -sigamos con Sandel-, “la gente tiene preocupaciones reales y justas que la izquierda se ha negado a escuchar. La inmigración, por ejemplo, se siente como una amenaza para muchos, aunque no lo sea para las elites”.

Visto así, sólo cuando esta nueva izquierda woke se enfrente cara a cara con la pesadilla de negarse a sí misma, despertará verdaderamente. Por ahora, chascarros opositores mediante, sólo recuperó circunstancialmente el aire.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Juan Pablo Sallaberry

Junio 13, 2024

Senado citará a ministros de Defensa y RR.EE. por nuevo y grave traspié del embajador de Chile en España

En un foro económico en Madrid, el embajador Javier Velasco señaló que debido a las diferencias entre Chile e Israel por el conflicto en Gaza, se abría la oportunidad para negociar con nuevos proveedores de armamentos e invitó a la industria de Defensa española. Sus declaraciones fueron muy mal evaluadas en el gobierno ya que […]

Ex-Ante

Junio 13, 2024

La degradación de la Universidad de Chile. Por Ricardo Brodsky

En la imagen, estudiantes acampan en la casa central de la Universidad de Chile. Crédito: Agencia Uno.

Los estudiantes ultra consiguen con su impericia, intransigencia y falta de reflexión, afectar las instituciones que creen defender. Basta ver cómo han destruido a su propia federación estudiantil, la FECH, otrora orgullo del movimiento estudiantil y que actualmente ni siquiera logra elegir una directiva con un mínimo quorum de participación. Como ex dirigente de la […]

Ex-Ante

Junio 13, 2024

Cómo el frente de mal tiempo complicó la gira de Boric y lo que queda de su agenda en Europa

Presidencia.

Diputados de derecha redoblaron la presión para que el Mandatario suspenda su gira por Europa y regrese junto a sus ministros para enfrentar la emergencia en Chile. Boric, que ha debido modificar su agenda en Suecia, dijo que el viaje se mantiene en pie, pero que está en permanente evaluación según lo que le informen […]

Ex-Ante

Junio 13, 2024

El embajador chileno en Madrid invita a españoles a proveer armas a Chile por crisis con Israel

“Es una oportunidad para otros socios”, afirmó el embajador sobre el interés de Chile de hacer negocios con nuevos proveedores en Defensa tras la crisis con Israel, según consignó el diario El País. En el foro económico expuso que “vivimos en una situación global delicada, estamos en el proceso de la llamada desglobalización selectiva, y […]

Marcelo Soto

Junio 13, 2024

Mario Desbordes: “Voy a presentar una querella contra el INDH por el delito de prevaricación”

Mario Desbordes, candidato a alcalde de Santiago por Chile Vamos, responde a la querella que presentó el Instituto Nacional de Derechos Humanos por supuesto tráfico de influencias, ingresada en el Séptimo Juzgado de Garantía. Dice que aunque no tiene fundamentos “la van a acoger porque son activistas judiciales. Acá estamos en presencia de toda una […]