Marzo 27, 2022

Crisis migratoria: las duras cifras sobre el desafío del nuevo gobierno. Por Cristián Valdivieso, director de Criteria

Ex-Ante

El recién nombrado asesor de gobierno para la crisis migratoria se molestó con un estudio de Criteria sobre las percepciones ciudadanas sobre el tema. Más que debatir con el mensajero, el equipo encargado de los temas migratorios deberá poner foco en estas percepciones ciudadanas, sustentadas sobre una diversidad de situaciones y experiencias directas e indirectas de la población que no son puro racismo, cosificación o deshumanización.

Molestia causó en Miguel Yaksic, recientemente nombrado asesor de gobierno para la crisis migratoria en el norte, la publicación de un estudio de opinión pública realizado por Criteria sobre percepciones ciudadanas relativas a la migración y los inmigrantes. En redes sociales expresó su (totalmente legítimo) disgusto frente a una de las preguntas del estudio.

“Es dura la pregunta de la encuesta Criteria. Como si estuviese hablando de una cosa, que sirve o que no sirve. Que si no sirve se bota. Me parece deshumanizante. Olvida lo más importante que nos ha enseñado la historia: que las personas no son medios, son fines es sí mismas”, expresó Yaksic vía Twitter la semana pasada.

Al preguntar, “¿usted cree que los inmigrantes son más bien un aporte para el país o Ud. cree que los inmigrantes son más bien un problema para Chile?”, lo que se buscó fue recoger una conversación pública de la forma en que ésta se da en redes y medios. Efectivamente, pudimos elaborar la pregunta de forma distinta, poniendo el foco en el fenómeno y no en las personas, pero la discusión cotidiana es sobre los sujetos concretos.

Al explicitarla en los términos en que se debate cotidianamente, el objetivo es entender una parte de las subjetividades de la población respecto de un tema tan sensible como acuciante a escala global. Por lo demás, es una pregunta bastante estandarizada, ocupada en estudios multinacionales.

Lo que más duro resulta es el resultado. Entre el estallido social de 2019 y febrero de este año hemos pasado de tener una ciudadanía dividida en cuanto a si los inmigrantes son un aporte o un problema, a una sociedad que los signa mayoritariamente como problema. Si en octubre de 2019, un 43% de la población los consideraba un aporte y un 39% los veía como un problema, a la fecha, hay un 60% de la ciudadanía que considera a los inmigrantes como un problema.

Complementariamente, hoy tres cuartas partes de la población (76%) está de acuerdo con restringir la migración y sólo un 12% con fomentarla. Junto a ello han aumentado significativamente los juicios que relacionan a inmigrantes con delincuentes y las reticencias a la convivencia con estos grupos.

Desde el punto de vista político, las respuestas a la encuesta debieran ser nuestro foco prioritario de análisis. Observamos que la rabia contra los inmigrantes, o derechamente la xenofobia, han aumentado significativamente. Esto puede atribuirse a una mala gestión del gobierno anterior, pero eso será materia de historiadores.

El desafío de la izquierda que hoy es gobierno es tremendo. Más cuando, aunque incomode, la regulación y el control migratorio fueron temas poco desarrollados en la campaña que los llevó al poder. Pero resultó que entre la campaña y el cambio de mando el desmadre migratorio en el norte se tomó la agenda, transformándose en una crisis cuya solución es demandada con urgencia por parte de la ciudadanía.

Por lo mismo, más que debatir con el mensajero, el equipo encargado de los temas migratorios deberá poner foco en estas percepciones ciudadanas, sustentadas sobre una diversidad de situaciones y experiencias directas e indirectas de la población que no son puro racismo, cosificación o deshumanización. La vivencia objetiva y subjetiva del caos generado por la presión migratoria se magnifica en un contexto de crisis económica y social como la actual. Un contexto duro y amenazante por sí mismo que, según la evidencia que muestra el estudio de Criteria, agudiza la percepción de la inmigración como una amenaza, de igual modo que el enjuiciamiento crítico a las personas migrantes.

Y no son precisamente las élites de las tres comunas, ni tampoco Ñuñoa, sino los sectores populares quienes más se resienten por la llegada de migrantes que perciben ocupan los pocos empleos disponibles, concentran ayudas públicas, copan cupos en los establecimientos escolares o alargan la fila demorando aún más la atención en el consultorio. Precisamente, ha sido la insuficiente o nula cobertura del Estado en materias de protección social la que los hace sentir vulnerables en todo sentido, poniéndolos en situación de competir por recursos focalizados y escasos. Ampliar la base de esa competencia efectivamente los impacta directamente. Y como hemos visto tan elocuentemente en el norte este último tiempo, la inmigración también transforma el espacio público y privado donde se asienta, aumentando el malestar entre quienes se ven obligados a alterar sus hábitos e incluso transformar sus vidas.

Desde el ahora oficialismo, a las apelaciones humanitarias y la obligación de resguardar los derechos humanos de las personas migrantes, habrá que meterle una buena dosis de gestión dura y bien concreta, que permita ordenar el caos resultante de la crisis migratoria y reestablecer la cohesión social indispensable para acogerla.

Tanto para hacerse cargo de la demanda ciudadana, como para evitar la amenaza de una arremetida populista de corte xenófobo, como ya ha ocurrido en tantos lugares del mundo.

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Mayo 21, 2024

Vivir en un “ruco”: el complejo desalojo de las carpas del Parque Forestal y Barrio Yungay

Aunque fue criticada al principio de su gestión por mano blanda contra el comercio callejero y las carpas -o “rucos”- de indigentes, Irací Hassler (PC) ha hecho varios operativos para despejar algunos sectores. Para Mario Desbordes (RN), sin embargo, Santiago vive “un ambiente de absoluta pérdida de control, de ausencia de Estado”. Los vecinos alegan […]

Baltazar Silva, desde Madrid

Mayo 21, 2024

Milei como gran protagonista y Kast con un rol a la altura de Meloni y Le Pen: la trastienda de una cumbre que desató controversia

El pasado fin de semana, Madrid fue testigo de un evento que reunió a los más importantes líderes de derecha  en el Viejo Continente y el mundo a sólo semanas de las elecciones europeas. En palabras de VOX, partido organizador, se trató de “una convención de patriotas”. Pero las consecuencias de los discursos continúan resonando […]

Alexandra Chechilnitzky

Mayo 21, 2024

Cómo Ripamonti apuesta a ganar reelección en Viña del Mar en medio de roces con el gobierno por reconstrucción

A cinco meses de las municipales, en el entorno de la alcaldesa de Viña del Mar señalan que el principal desafío es la reconstrucción de los barrios afectados por el megaincendio de febrero. Macarena Ripamonti buscará en octubre ser reelecta en su cargo y para ello pondrá el foco en las obras realizadas durante su […]

Marcelo Soto

Mayo 20, 2024

Max Colodro: “Kast está cometiendo el mismo error de Boric, que es refugiarse en los aplausos de la barra brava”

Doctor en Filosofía y académico de la UAI, Max Colodro critica las declaraciones de José Antonio Kast sobre el supuesto travestismo político del Presidente y sostiene que hay una falla general de la derecha: “Su falta de prolijidad, de generosidad, han impedido construir acuerdos en materia municipal”.  Pero -añade- el oficialismo “ha abusado de la […]

Alexandra Chechilnitzky

Mayo 20, 2024

Por qué Jorge Sharp desistió de ir a la reelección en Valparaíso y su apuesta por el Senado

Créditos: Agencia Uno.

Luego de dos periodos como alcalde de Valparaíso y tras varias semanas de conversaciones con su círculo más cercano, Jorge Sharp decidió no ir a la reelección y levantar el nombre de su asesora, Carla Meyer. Detrás de la decisión tomó en cuenta varios factores. A continuación la trama de una historia que sigue abierta.