Junio 18, 2022

Boric es de Marte, Apruebo Dignidad es de Venus. Por Camilo Feres

Director de Estudios Sociales y Políticas de Azerta

La disonancia entre el mandatario y sus bases no es una anécdota. La fractura entre la dirección en la que habla el presidente y la que describen sus aliados tendrá cada día más efectos en la gestión gubernamental y la receta de esperar a septiembre para que la nueva constitución arregle, mágicamente, lo que la ausencia de cohesión y unidad de propósito horada hoy es tan ingenua como peligrosa.

“Bienvenida de vuelta!” Con esas palabras, el presidente Gabriel Boric celebró, vía twitter, el retorno de Michelle Bachelet a Chile en un anuncio que se sustentaba en consideraciones personales, pero también -y fundamentalmente- en consideraciones políticas “Chile está viviendo un momento muy importante en su historia. Por eso quiero estar ahí”, señaló la expresidenta, en abierta alusión al ciclo constituyente.

Tanto la expresión de Bachelet sintiéndose parte del proceso en curso como la reacción de Boric al rubricar esa pertenencia chocan de frente con los sucesivos intentos de distintas fuerzas del oficialismo por convertir la nueva carta magna en un parteaguas institucional con todo tiempo pasado. Qué decir de la intención manifiesta de excluir a los expresidentes (incluida Bachelet) de la ceremonia de presentación del texto.

En este como en tantos otros episodios, los intentos del presidente de ampliar la cancha y sumar jugadores surgen a contrapelo de unas bases cuya pulsión natural es a cerrar el libro de pases y llevarse la pelota para la casa. Pero esa dialéctica entre un presidente que le habla a las grandes mayorías y una coalición que prefiere las actitudes de nicho, que fue una pieza fundamental para el triunfo electoral, comienza a ser problemática ahora que toca gobernar.

Que Boric no es santo de la devoción de muchos sectores de izquierda no es un misterio. Por lo pronto, buena parte de los votantes de Jadue en la primaria ven en la figura del hoy mandatario a un socialdemócrata más y desconfían de sus convicciones trasformadoras. Pero es precisamente esa distancia con los grupos más químicamente puros la que le ha permitido al presidente salir sucesivamente al rescate de su gobierno y frenar la abrupta caída de éste en las encuestas. La fórmula, sin embargo, no podrá usarse a cada rato.

Las recientes y calculadas apariciones del mandatario en la cuenta pública primero y la gira internacional después, fueron de gran ayuda para su imagen en general. En ellas, así como en otras intervenciones de menor calado, el mandatario se distancia de las actitudes más sectarias y particularistas de sus aliados para entregar mensajes amplios, moderados y con continuidad histórica: debemos abrazar la responsabilidad fiscal; es muy bueno que se reconozca el aporte de todos quienes nos antecedieron; no hay fórmulas mágicas, son algunas de las expresiones con las que Boric ha salido al paso de las piras y pancartas de sus aliados más impacientes.

Y la verdad es que el gambito hasta ahora funciona cuando lo que se enmienda es una declaración desafortunada o un acto procedente de otras sedes (como la convención), pero la pirueta es cada vez más difícil y menos efectiva cuando se trata de enmendar la acción del propio gobierno o la dialéctica de éste con sus coaliciones en el Congreso.

De esto pueden dar fe los descuelgues del Frente Amplio en la votación de la ampliación del estado de excepción en la macrozona sur; también las ácidas críticas del oficialismo hacia Giorgio Jackson y la creciente desconfianza entre ambos. Le guste o no a la mano derecha del presidente, el gobierno si tiene una agenda obligada y otra voluntaria con el actual Congreso y aunque en el desdén del ministro a cargo de esa relación se trasluce el deseo de rebarajar cuanto antes esas fuerzas (de la mano de la nueva constitución), lo cierto es que, mientras tanto, en las dos reformas más ambiciosas anunciadas hasta ahora (la tributaria y la previsional) será el actual Congreso, con todo su olor a los 30 años, la pareja con la que deberá bailar el Gobierno.

La disonancia entre el mandatario y sus bases no es una anécdota y revela un problema en crecimiento: en ausencia de Boric, el comunismo; el feminismo; el ambientalismo; el socialismo democrático; la generación emergente y la generación de la transición, son fuerzas que se mueven de forma independiente y muchas veces contradictoria. Y aunque el mandatario si logra darles cobertura simbólica, su gobierno no ha logrado pasar de ser una comunidad de techo entre todas esas fuerzas y constituirse en su casa común. Ese es el verdadero déficit político de la actual administración y ahí se incuban las dificultades que crecientemente está enfrentando para conducir el gobierno

Esta fractura entre la dirección en la que habla el presidente y la que describen sus aliados tendrá cada día más efectos en la gestión gubernamental y la receta de esperar a septiembre para que la nueva constitución arregle, mágicamente, lo que la ausencia de cohesión y unidad de propósito horada hoy es tan ingenua como peligrosa.

.


Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Julio 1, 2022

Carmen Gloria Valladares y plebiscito del 4 de septiembre: “Voy a votar en blanco”

Carmen Gloria Valladares, secretaria relatora del Tribunal de Elecciones, fue la persona que salvó del naufragio el debut de la Convención el 4 de julio de 2021. Un año después, hace una reflexión sobre el proceso. Y dice que asistirá a la ceremonia final: “A un acto tan republicano debieran ser invitados los ex Presidentes […]

Ex-ante

Julio 1, 2022

[Confidencial]: El contraste entre el diálogo Boric-Zelensky y la defensa del PC a Rusia; y el café de Carter con Lagos

A las 13.30 horas de este viernes, Boric escribió un mensaje a través de su cuenta de tuiter. “Acabo de conversar con el Presidente de Ucrania, a quien le expresé mi solidaridad y nuestra disposición a apoyar las condenas a la invasión en organismos internacionales. Los 18 muertos hoy en Odesa por ataque ruso son […]

Eduardo Olivares C.

Julio 1, 2022

El análisis y las dudas de los expertos a la Reforma Tributaria del Presidente Boric

Créditos: Agencia Uno

Especialistas en derecho tributario cuestionan los cambios en tributación de utilidades retenidas, el avance hacia la desintegración del sistema y los alcances del impuesto a la riqueza. Los mineros critican el nuevo royalty.

Los convencionales que no bajarán su perfil tras la entrega del texto: El despliegue de Barraza y de Atria (con Baradit) en la campaña del Apruebo

Los convencionales Alejandra Flores, Daniel Stingo, Fernando Atria y Christian Viera repartiendo guías constitucionales en el Paseo Bandera el viernes 24 de junio. Crédito: Instagram de María Elisa Quinteros.

El articulador del PC en la Convención programó un viaje al Biobío para reunirse con organizaciones sociales y entrevistarse con medios locales, mientras el abogado del FA agendó una entrega de guías constitucionales este viernes por la tarde en calle Seminario y una actividad el sábado en la Casa de la U. de Chile, junto […]

Eduardo Olivares C.

Julio 1, 2022

Las claves de la Reforma Tributaria del Gobierno

Ministro de Hacienda, Mario Marcel. Créditos: Agencia Uno

Una mayor tasa a los sueldos y patrimonios más altos, un mecanismo de desintegración tributaria (denominado esquema dual o semi-dual), un cambio al royalty y recortes en exenciones integran el menú de la reforma más ambiciosa en democracia. Se agregan algunas disposiciones para incentivar la inversión. El Ejecutivo empieza ahora el trámite legislativo, pero no […]